Inicio Blog Con la autocaravana empiezan los viajes

Con la autocaravana empiezan los viajes

Y con la autocaravana empiezan los viajes, el descubrimiento, la pasión por conocer y la ansiedad de no verlo todo.

Unos amigos del foro Solocamping nos animan a ampliar horizontes y salir de nuestras fronteras. Conocen Francia y no pueden dejar de recomendárnosla.

Así que, con muchísima ilusión, tres niños de 6, 4 y dos años y nuestra flamante Benimar Sport iniciamos nuestra primera aventura en autocaravana.

Cruzamos la frontera francesa y atravesamos las Landas hasta llegar a la Bretaña. De allí a Normandía y el Mont Saint Michel, para después poner rumbo al sur, visitando París, Disneyland y la ruta de los castillos del Loira.

Al comienzo, simplemente cruzar la frontera con vehículo propio, supone un gran reto. En aquel momento, cuando llegaba a Normandía me parecía que estaba casi en el fin del mundo, en cambio ahora, cuando llego a Francia me huele a casa. Todo es relativo.

Las Landas, sus playas, sus inmensos pinares sus ciudades pequeño burguesas, la duna de Pylat, nos encantan.

Pero Bretaña nos fascina: monumentos megalíticos impresionantes, acantilados interminables, pueblos enclavados en el pasado donde en cualquier momento parece que vayan aparecer personajes de otras épocas y culturas.

En Normandía nos estremecemos con la Segunda Guerra Mundial: las playas del desembarco, los cementerios, los Monumentos a los Caídos, etc.

Aún se perciben las terribles vibraciones que dejó la angustia y tristeza que allí se vivieron. Incluso al sol hace frío.

En París pasamos tres días con nuestra casita con ruedas aparcada a la orilla del Sena frente a la torre  Eiffel, disfrutando al máximo de tan romántico lugar en familia. ¡¡Imposible encontrar un sitio mejor en toda la ciudad!!

La sensación de levantarte cada día en un lugar distinto pero siempre en el mismo colchón y sin tener que hacer y deshacer maletas nos encanta. Desayunar mirando a través de la misma ventana pero cada vez descubrir sitios diferentes e impresionantes, es el “no va más”. Definitivamente hemos encontrado lo que andábamos buscando.

Y desde allí al Loira y a Disneyland, pero ya os lo contaré en otro momento.