Inicio Actualidad Agricultores y técnicos comienzan a trabajar en la redacción del proyecto del...

Agricultores y técnicos comienzan a trabajar en la redacción del proyecto del regadío

Mapa de las infraestructuras y redes del sistema de riego diseñado. Foto: ©Almendralejoaldía

Una vez adjudicada la redacción del proyecto del regadío Tierra de Barros, esta mañana agricultores y técnicos de la empresa han comenzado a trabajar en la puesta en marcha del trabajo. Un paso más que se da en la consecución de esta obra y que, según ha indicado el secretario general de Desarrollo Rural y Territorio, Manuel Mejías, van a ser “exigentes y rigurosos” en el cumplimiento de los plazos.

El 27 de marzo se firmó el contrato con la UTE constituida por NAVIER – INPROESA – VS INGENOVA, encargada de la redacción, y asegura que en marzo de 2020 estará finalizado. Cabe recordar que la adjudicación se hizo por un presupuesto de 907.500 euros, IVA incluido, lo que supuso una baja respecto al precio base de licitación del 48  por ciento.

En la reunión de trabajo los técnicos han explicado su ruta de trabajo y planteamientos para que la comunidad de regantes sea conocedora de todos los datos sobre el proyecto a ejecutar. El secretario general ha subrayado la importancia de llevar riegos de apoyo para el olivar y la viña a casi 15.000 hectáreas en Tierra de Barros. Ha destacado que se trata del proyecto “más importante” que tiene sobre la mesa la Consejería de Agricultura en estos momentos, y que será el “regadío más moderno del SXXI”.

Mejías ha indicado que el regadío servirá para “generar empleo, riqueza y fijar población, como mínimo en los doce municipios que forman parte de él”, y ha puesto como ejemplo a la zona de Vegas Altas donde, en los últimos 20 años, la población ha crecido un 7,5 por ciento. “El regadío es la medida de desarrollo rural más importantes y con efectos inmediatos”, ha asegurado.

Ministerio
Uno de los escollos que ha tenido que salvar el regadío es la financiación, por parte del Ministerio de Agricultura, de una tercera parte de su coste. Tras la negativa en un principio con el gobierno de Mariano Rajoy a otorgarle la declaración de Interés General, el ministro Luis Planas, en su  visita a AgroExpo a la región, se mostró favorable. “Todo está listo para su declaración”, ha desvelado Mejías.

Sin embargo, y con la obligación de la tramitación mediante una ley en el Congreso, no se podrá hacer hasta que no esté constituido un nuevo gobierno a nivel nacional. Un paso imprescindible antes de licitarse las obras, por lo que desde la Junta confían en que se produzca “lo antes posible”.

En este sentido la consejera Begoña García ya ha manifestado en otras ocasiones que en el proyecto básico medio el 63 por ciento de la superficie regable está dedicada al olivar y el 36 por ciento a la vid y que la superficie media de la parcela es de 2,2 hectáreas por finca. Por tanto, desde la Consejería defienden que las obras deben ser declaradas de interés general por el Gobierno de la nación y debe participar en su financiación con un tercio de los costes, la Junta con otro tercio y los regantes, con el tercio restante.

Santiago Prieto Sánchez, vicepresidente de la comunidad de regantes, ha manifestado su alegría por que hayan comenzado estos trabajos, desde el 2014 que iniciaron su andadura. “Se han ido haciendo cosas y la preocupación del regante es regar cuanto antes y llegar al objetivo final”, ha dicho Prieto.