El alcalde José García Lobato, junto a los concejales Luis Alfonso Merino y Carlos González Jariego a la entrada de la Audiencia Nacional. Foto: Álvaro Muñoz Guzmán

El alcalde de Almendralejo, José García Lobato, ha reaparecido y comparecido hoy martes 23 de enero en el juzgado número 6 de la Audiencia Nacional. La cita era a las 9.30 en Madrid. Y a esta hora continúa declarando. El juez instructor del caso Púnica, Manuel García Castellón, le ha citado junto a los concejales, Luis Alfonso Merino y Carlos González Jariego. Poco antes de la hora prevista entraban en los juzgados, serios y sin hacer declaraciones a los compañeros que se apostaban a las puertas. Lobato tan sólo ha asentido ante la pregunta de si se encontraba tranquilo.

Según el informe de la Guardia Civil, al primer edil se le considera responsable de cohecho, fraude, revelación de secretos y tráfico de influencias; a los concejales se les atribuyen sendos delitos de fraude y revelación de secreto, por un posible amaño de un contrato de eficiencia energética con la empresa francesa Cofely.

Es la ramificación extremeña de la trama Púnica. El 27 de octubre del año 2014 saltaba a los medios de comunicación con la detención de Francisco Granados y 50 personas más. Un chivatazo de un guardia civil hizo que el fin de la operación se adelantara. El contrato por entonces se encontraba en fase de licitación. Agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO) se personaron ese mismo día en el Ayuntamiento de Almendralejo para requerir el expediente completo de la oferta presentada por la empresa Cofely. Sólo había una empresa más que competía con ella.

Foto: AMG

Al día siguiente el alcalde se apresuró a dar una rueda de prensa asegurando que no tenían nada que ocultar. “Si hubiera cualquier indicio, hubiera cualquier cosa que hubieran detectado los agentes de la UCO, al primero que le hubieran pedido explicaciones sería a mí. Y no sería yo quien hoy estuviera aquí dando una rueda de prensa, porque tendría que estar dando en otro sitio dando explicaciones”, repitió en varias ocasiones.

Aún habiéndole salpicado el asunto, en las elecciones de 2015 el Partido Popular revalidó liderazgo en el Consistorio, con 13 concejales frente a los 8 del PSOE. IU quedó fuera del pleno. Ese mismo verano se conocieron otros datos como pinchazos telefónicos entre Lobato y el director de Cofely. El tiempo pasó y a pesar de seguir repitiendo que tiene “las manos muy limpias”, los medios nacionales que tenían acceso a los informes contaban sobre los correos que se enviaban, el posible amaño del contrato, inflado en un 20 por ciento, el reparto de la supuesta mordida, o el viaje que el regidor hizo a París invitado por Cofely, y que él mismo ha reconocido.

“Investigado no detenido”
En julio del pasado año se conoció que Lobato había declarado como “investigado no detenido” en enero. Igual que Gonzalo Parra, el propietario de Electrificaciones Parra, quien daría el visto bueno a la valoración de las ofertas presentadas. Parra sí se presentó a declarar el pasado 27 de noviembre ante el juez instructor del caso.

En verano el regidor estaba convencido de que el caso se archivaría. El PP a nivel regional lo respalda. En noviembre, el día 10, viernes, día de la shopping night en Almendralejo, saltaba la noticia. El juez había llamado a declarar a García Lobato en calidad de investigado el día 27 de ese mismo mes. Lobato no acudió. Era lunes. El último del mes y por tanto día de pleno. A preguntas de los periodistas alegó que las sesiones ordinarias estaban marcadas desde el inicio del año. Y por tanto él solo constataba que “hoy estoy aquí”. Además indicó a la prensa que no respondería a ninguna pregunta sobre este asunto.

Desaparecido
Desde entonces pocas han sido sus apariciones públicas en el mes de diciembre. No se le vio en el “encendido” de las luces de Navidad, tampoco en actos como el sorteo del coche de Asemce, donde sí estaba gran parte del equipo de gobierno. De hecho desde el 16 de diciembre, último pleno del año, no ha comparecido ante la prensa por ningún tema.

Una sesión plenaria tensa en la que flotaba en el ambiente la declaración de hoy. Y en la que la portavoz socialista, Piedad Álvarez, denunció que el abogado que había estado llevando el caso hasta ese momento, había sido el del Ayuntamiento. Ahora está en manos de otro despacho del que no han querido desvelar el nombre.

Foto: AMG

Tan sólo se ha dejado ver en algunos actos lúdicos como la carrera de San Silvestre, o en otros libres de preguntas y más distendidos como el pasado viernes en el desayuno de la lanzadera de empleo, o en partidos benéficos de fútbol durante las Navidades. Tan sólo ha concedido una entrevista a la emisora local COPE, donde tampoco quiso responder nada sobre la declaración, pero sí adelantó que hoy estaría en Madrid.

Tras la declaración de hoy a puerta cerrada, sólo cabe esperar si el juez sobresee el caso, como solicitará su defensa, o pasa a la fase de juicio oral. El Partido Popular de Extremadura ya dio a conocer que este asunto sería tratado por el Comité de Derechos y Garantías del partido. Su secretario general, Fernando Manzano, le mostró todo su apoyo en la reciente inauguración de la sede popular en Almendralejo.