Inicio Actualidad Almendralejo es un “punto caliente” de compra y venta de mujeres en...

Almendralejo es un “punto caliente” de compra y venta de mujeres en Extremadura

“Almendralejo es junto con Navalmoral de la Mata las dos ciudades de Extremadura donde más mujeres se compran y venden”. Una realidad que ha hecho pública hoy el educador social del IES Carolina Coronado, Valentín Iglesias, y que ha corroborado la directora del IMEX, Elisa Barrientos.

Por su situación geográfica, con acceso a la autovía y, en el caso de Almendralejo, zona central en el mapa regional, hacen de ellas dos puntos neurálgicos perfectos en donde las mafias reciben a mujeres procedentes de Europa del Este. Esto sumado a la “discreción” que otorga un municipio relativamente pequeño, hacen que el comercio con las mujeres sea cada vez más fácil. Cabe recordar que España es el tercer país del mundo donde más prostitución se consume y está normalizado su uso en una despedida de soltero, cacerías o cualquier otro evento lúdico, fundamentalmente de hombres.

“Se puede adquirir una mujer por 1.800 euros y esa es la deuda que contraen. Vienen compradas con su contrato inicialmente de camareras”, y llegan en los autobuses que tienen parada en la capital de Tierra de Barros cada 48 horas. Chicas que llegan hasta nuestra ciudad y que, posteriormente, se desplazan a cualquier punto de la geografía española.

Pisos
Algunas de ellas terminas en los clubs de alterne, pero la mayoría son llevadas a pisos. “Sabemos que en Almendralejo en la zona del centro hay entre diez y quince pisos” destinados a la prostitución de mujeres. “Es más anónimo para los hombres aparcar en cualquier calle que en la puerta de un club”, apunta Valentín. Mujeres que los regentan y que, según el educador, van abonando parte de la deuda contraída con las mafias si captan a más mujeres. Una circunstancia que hace más complicado la lucha contra esta situación puesto que los pisos son espacios privados y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad el Estado no tienen acceso.

Iglesias señala que gracias al ciclo de conferencias sobre la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual, bajo el título “Mujer tenía que ser”, desarrollado en el centro a lo largo de este curso, y que hoy se ha clausurado, se han abordado estos temas, y “los alumnos han tomado conciencia y creemos que es necesario porque es algo que está normalizado”.

Ha relatado un hecho acontecido el verano pasado en un piso particular en la que unos chicos contrataron los servicios de una mujer y “se les fue de las manos”. Sin embargo “la chica fue a la comisaría pero no llega a denunciar porque ya tiene un proxeneta que la amenaza con que su familia tendrá problemas en su lugar de origen”.

La directora del IMEX ha explicado a los alumnos en esta clausura la guía para prevenir la prostitución, recientemente editada y dirigida a los jóvenes, “¡Yo digo no!”. La guía informa, entre otros temas, sobre qué condicionantes influyen para caer en la trata, los métodos de engaño y las formas de captación. Además se explican claramente las consecuencias que para las víctimas tiene esta situación y se analiza por qué los jóvenes consumen prostitución y la estrecha relación que tiene con el consumo de pornografía. La guía puede ser descargada en la página web http://centroderechoshumanos.com/.

Barrientos define la trata como una forma de violencia de género que es la esclavitud del siglo XXI, con sometimiento hacia las mujeres. Desde su departamento se quiere ir a la raíz del problema, que es el consumo de prostitución por jóvenes como una forma de ocio. Además, considera que la igualdad y la no violencia, hacia la mujer en particular, “debería formar parte del currículum educativo de manera transversal”.