Desde el viernes por la tarde, y a pesar de las altas temperaturas, los almendralejenses se han echado a las calles para vivir durante el fin de semana la XIV edición de la Ruta Literaria del Romanticismo, Fiesta de Interés Turístico Regional. El mercado temático se ha adueñado de las calles del centro con productos de artesanía, dulces, abalorios, infusiones, gominolas, comida o juguetes.

Una de las primeras actividades que tuvo lugar fue el nombramiento de la embajadora del cava, a la enóloga y divulgadora del vino María Antonia Fernández-Daza, en el transcurso de una gala. Seguidamente se desveló el nombre del ganador del Premio de Novela Carolina Coronado, que este año recayó en  Miguel Ángel García Argüez, de la Línea de la Concepción, con su obra “Aguaviento”.

Teatro en la calle, talleres para los más pequeños, música con el certamen de jóvenes intérpretes han sido algunas de las actividades paralelas desarrolladas en la Ruta. La parte central tuvo lugar ayer con el pasacalles del cortejo ataviados con trajes del siglo XIX, y la representación de “El Estudiante de Salamanca”, una obra dirigida por Concha Rodríguez, y que se desarrolló en la calle, en las inmediaciones de la parroquia de la Purificación,

Teatro en la calle que ha vuelto esta mañana a los balcones del teatro Carolina Coronado, en donde un centenar de personas han asistido a la representación de «Las trampas del amor» bajo un sol de justicia. Una calor que mitigaba la degustación de cava y jamón en el parque de Espronceda.

La Ruta del Romanticismo llega a su fin en poco más de una hora, a las 21, con la representación en el teatro del musical “Cuentos dentro de un cuento”, cuyo hilo conductor será “El príncipe feliz”, de Oscar Wilde. Bajo la dirección escénica y coreografía del almendralejense Pedro Cruz. Participan las sopranos Gloria Pérez Jaramillo y Ana Moríñigo, el barítono Pedro Pérez Lázaro, el coro Vía de la Plata, una orquesta formada por profesores extremeños, la escuela de ballet Pedro Cruz y la de Imagen de Karmen Sánchez.