Inicio Blog Aventura 92-Imperio Orinoco (Parte I)

Aventura 92-Imperio Orinoco (Parte I)

En 1989 me presenté a un concurso que organizaba Miguel de la Quadra-Salcedo en colaboración con Banesto.

Como premio 400 jóvenes españoles latinoamericanos recrearíamos el tercer viaje de Colón.

Mi querido grupo 6

En España había que presentar un trabajo de investigación o creativo basado en la relación hispanoamericana. El mío era una pequeña composición que describía musicalmente la llegada de los españoles al nuevo mundo: el temor a lo desconocido, a las inhóspitas selvas; los nuevos ritmos y sonidos. Y acababa con una conga muy pegadiza.

Una vez seleccionado el trabajo, el siguiente paso era un concurso en la televisión: ”Aventura 92. Rumbo a la selva del Orinoco”. De 7000 trabajos presentados, 200 fuimos los afortunados alumnos del Aula Navegante. Las otras 200 plazas se cubrirían con jóvenes americanos.

El 15 de septiembre celebramos una maravillosa fiesta de bienvenida en Madrid: música, comida, bailes, feria, ¡hasta un toro mecánico!

El barco J.J. Sister
Nuestro barco
Simulacro de naufragio

Al día siguiente un tren nos llevaría a Cádiz , donde, divididos en veinte grupos de 20 personas con su monitor, iniciaríamos nuestro viaje a bordo del J. J. Sister, el mayor barco de la flota comercial española y nuestro hogar durante los próximos 35 días. La partida fue muy emocionante. Decenas de barcos y remolcadores nos escoltaban deseándonos una travesía muy feliz. Sus estruendosas sirenas y sus altísimas salvas de agua nos acompañaron mucho rato.

La organización del tiempo mientras atravesábamos el Océano Atlántico era fundamental y nuestro día no daba para aburrirse un momento. A las 6:30 sonaban las alarmas y todos salíamos corriendo de nuestros camarotes para subir a cubierta a hacer gimnasia, aunque con el tiempo, algunos de nosotros intentamos saltarnos ese momento tan tempranero de extranjis.

Cada día recibíamos un programa como éste

Durante el día talleres y deportes elegidos por nosotros entre muchísimas opciones e impartidos por profesores de primer orden: escultura, tiro con arco, piragüismo, bici de montaña, radio, cama elástica, baile, encuadernación, televisión , edición…

En el Orinoco

Además de seminarios súper interesantes con catedráticos de algunas de las universidades más importantes de España y América: historia, botánica, economía, arte, etc.

Hacían dos turnos para darnos de comer. Yo disfrutaba de la comida, pero sobre todo de la experiencia de escuchar opiniones de gente tan diversa.

Nuestro camarote

Y para cubrir nuestro tiempo libre: filmoteca, radio, biblioteca, piscina, conciertos, pero sobretodo muchísimos amigos.

Tiro con arco

Cada noche la dedicábamos a un país y eran los propios alumnos los que nos explicaban sus costumbres, usos y peculiaridades. Y después, baile, donde los profesores eran nuestros amigos y amigas sudamericanos que nos enseñaban merengue y bachata bajo la luz de la luna.

Yo tocando para todos
Fiesta de disfraces

Y además de todo esto, el viaje en sí: la Gomera, Cabo Verde, Venezuela, República Dominicana y Madeira. Conociendo lugares impresionantes y personas interesantísimas de muy diferentes culturas y procedencias.

En el Salto del Ángel

Pero todo eso, mejor en el siguiente post, ¿verdad?

¡Aprovecho para desearos a todos unas muy felices fiestas!!