Inicio Blog Bundt cake: el dulce perfecto para Papá Noel y los Reyes Magos

Bundt cake: el dulce perfecto para Papá Noel y los Reyes Magos

¿Un bundt qué? Sí, un bundt cake, os confieso que desde que escuché esta palabra hace ya unos 3 años, nunca había elaborado uno, un bundt cake es un bizcocho, un dulce típico de Estados Unidos, que tiene forma de anillo porque se elabora siempre en moldes “Bundt”, es decir, que tienen un hueco en el centro. Suelen ser de gran tamaño, con una miga prieta y el exterior crujiente. He seleccionado este precioso molde de (NordicWare) porque creo que era el perfecto para estas fechas.

Es un bizcocho ideal para estas fiestas, os aseguro que si hacéis este rico dulce, vais a ser los anfitriones perfectos estas Navidades. El resultado es un bizcocho esponjoso, jugoso y con un toque caramelizado que le aporta el azúcar moreno.

Animaros a hacerlo porque estoy segura que os va a encantar.

INGREDIENTES

-500 gramos de azúcar moreno
-180 gramos de mantequilla
-250 gramos de turrón de Jijona (1 barra)
-4 huevos
-400 h de harina
-1 sobre de levadura química
-300 gramos de nata
-Azúcar glas para decorar

ELABORACIÓN

Lo primero que haremos es en un recipiente amplio y apto para microondas derretimos la mantequilla, añadimos el turrón troceado y una vez esté integrado completamente con la mantequilla, añadimos el azúcar moreno. Lo mezclamos todo muy bien, con ayuda de un tenedor, hasta que quede una mezcla tipo crema.

A esa mezcla comenzamos a añadir los huevos, uno a uno, no añadiremos el siguiente huevo hasta que el anterior no esté totalmente integrado.

Ahora es el turno de la harina y la levadura (previamente tamizadas con ayuda de un colador). Esta mezcla de harina y levadura la añadiremos en tres veces, alternando con la nata, cuando hayamos acabado de incorporar todo, seguimos dando vueltas hasta que quede una mezcla homogénea.

Engrasamos un molde con mantequilla y espolvoreamos con un poco de harina. A continuación añadimos la mezcla e introducimos en el horno, precalentado a 170º C, calor arriba y abajo y sin aire, aproximadamente durante unos 55 minutos, hasta que al pinchar en el centro con una brocheta, observéis que ésta sale completamente limpia.

Sacamos del horno y dejamos reposar en el molde sobre una rejilla unos 10 minutos aproximadamente, pasado este tiempo desmoldamos boca abajo, dejamos enfriar completamente y para decorar espolvoreamos con azúcar glas.

¡QUÉ PASÉIS UNA FELIZ NAVIDAD! ¡MIS MEJORES DESEOS PARA ESTE 2019!

NOTAS
-La harina que he utilizado es harina de repostería, aunque también podéis utilizar harina de fuerza
-Con respecto a la nata he utilizado nata para repostería, también podéis utilizar nata fresca o nata “para montar”
-El bizcocho no hay que dejarlo enfriar mucho tiempo en el molde exactamente unos 10/15 minutos, ya que si los dejamos mucho tiempo se humedecerá demasiado y corréis el riesgo de que se rompa al desmoldarlo.