Inicio Actualidad Cajalmendralejo cede un local a la Buena Muerte para uso como casa...

Cajalmendralejo cede un local a la Buena Muerte para uso como casa de hermandad

En el centro de la imagen el presidente de Cajalmendralejo, Sebastián Guerrero, rodeado de representantes de la hermandad

La hermandad de la Buena Muerte cuenta ya con un local donde poder realizar todas las actividades y reuniones que precisa la organización, y acondicionarlo como “casa de hermandad”. Ha sido gracias a la cesión de Cajalmendralejo de un espacio ubicado en la calle Fraile, en el centro de formación. Ahora tendrán que acometer una pequeña obra para habilitar una entrada independiente y poder comenzar a hacer uso del mismo.

Ayer por la tarde el presidente de la entidad, Sebastián Guerrero, y el hermano mayor, David Belinchón, firmaron este acuerdo que se extenderá durante cinco año, prorrogables anualmente durante otros cinco. Guerrero se mostró “encantado” de poder colaborar con ellos para que le puedan dar “la máxima utilidad”. Añadió el presidente que Cajalmendralejo “siempre ha contribuido con ayudas en la medida de nuestras posibilidades” en este tipo de acciones, e hizo hincapié en que es la filosofía de la caja desde que echara a andar a principios del siglo XX.

Por su parte, Belinchón agradeció el gesto, ya que aseguró se trata de un espacio “muy necesario por las limitaciones que tenemos en nuestra propia iglesia, para poder desarrollar nuestras actividades”. El hermano mayor explicó que la hermandad ha aumentado en los últimos años y precisaba de más recursos.

Esta cesión podría ser el colofón a un año de celebraciones en el que han conmemorado el 25 aniversario fundacional de la hermandad. En estos meses que le restan al 2018 llevarán a cabo la recogida de alimentos, junto con el CEIP Antonio Machado y el hogar de mayores, que destinarán a Cáritas Interparroquial; y el 16 de diciembre clausurarán todos los actos con una eucaristía.