Cambio uniforme por bañador. Lápices por pistolas de agua. Abrigos por flotadores con forma de unicornio o flamenco. Y sopas por helados. El verano ha llegado hoy 21 de junio a las 12.07, hora peninsular, y hoy también ha sonado en los centros educativos de Almendralejo, y la región, la campana de anuncio de las vacaciones.

Por delante casi tres meses de descanso para los estudiantes que, durante nueve meses, se han esforzado por sacar el curso adelante. Hoy ha sido un día festivo en todos los colegios de Almendralejo. Algunos incluso, como los del centro concertado Santo Ángel, han ido en bañador para refrescarse en el patio unas horas antes de marchar a casa. Han ido al cine, han jugado más tiempo que el permitido días atrás, han hecho fiestas, comido chuches, bailes, convivencias… y un sinfín de actividades para decir adiós a los compañeros de clases y profesores que han visto cada día.

Ahora es el turno de recoger y dejarlo todo preparado para septiembre. A los docentes aún les quedan por delante unos días en los que, entre otros menesteres, entregarán las notas con las calificaciones. Alegrías para unos, y repaso para otros.

Por delante quedan casi 90 días, al menos de calor. En ellos pueden optar por elegir algunas de las actividades que se llevan a cabo a nivel local, como la ludoteca, el espacio educativo saludable o el campamento de verano, así como el campus de fútbol para los más deportistas. Otros aprovecharán para aprender idiomas. Todo mezclado, para los más afortunados, con algunos días de playa, viajes o turismo rural.

Hoy han dicho adiós al curso 2017-2018. Aún queda lejos el que comienzo del próximo, que será el 12 de septiembre. Ahora ¡a por las vacaciones!