Inicio Actualidad Cáritas y Cajalmendralejo ratifican su acuerdo para la compra de alimentos

Cáritas y Cajalmendralejo ratifican su acuerdo para la compra de alimentos

El presidente de Cáritas, Adolfo Nieto, a la izquierda de la imagen junto al de Cajalmendralejo, Sebastián Guerrero, acompañados de voluntarios de Cáritas. Foto cedida por TV Almendralejo

Por séptimo año consecutivo, Cajalmendralejo ha ratificado el acuerdo que mantiene con Cáritas Interparroquial para la compra de alimentos que semanalmente hacen llegar a las familias que lo necesitan. En el último acuerdo firmado la cantidad destinada ha sido de 30.000 euros. De la totalidad de las familias que acuden actualmente en su ayuda, el 60 son almendralejenses y el 40 por ciento inmigrantes.

El presidente de Cáritas, Adolfo Nieto, ha agradecido a la entidad que se haya hecho cargo del aumento de peticiones de alimentos de las últimas semanas, motivado por el número de personas que llega a la ciudad para la campaña de la vendimia; y por el fin de existencias de lo que proporciona el Banco de Alimentos.

“Almendralejo debe valorar que una institución así esté volcada con su pueblo”, ha apuntado Nieto, quien ha agradecido la confianza de la misma en Cáritas y en sus voluntarios “porque nunca nos han pedido ninguna justificación”. El presidente de Cajalmendralejo, Sebastián Guerrero, ha aclarado que para la entidad, las ayudas de carácter asistencial son “prioritarias” y se destinan para cubrir las necesidades anuales de Cáritas. “Para nosotros es una satisfacción ayudar a quien lo necesita, y el consejo de la caja no lo olvida”, ha reiterado.

El presidente de Cáritas, Adolfo Nieto, ha aclarado que las reservas de alimentos de la entidad están cubiertas gracias al Banco de Alimentos y Cajalmendralejo. “No tenemos problemas en esta necesidad básica” ha reconcido.

Adolfo Nieto ha hablado de nuevo sobre algunas fotografías de contenedores con bolsas de alimentos de Cáritas. “A nadie que no tenga informes de servicios sociales, se les da alimento” y ha añadido que “no somos la única institución que repartimos en Almendralejo”, y no descartan la posibilidad de que las instantáneas sean falsas.

Adolfo ha lamentado que por estas situaciones algunos socios dejen de hacer su aportación, y hace hincapié en que “los primeros ofendidos son los donantes de los alimentos, los voluntarios y la sociedad”. Aún así ha advertido de que emplean todas las herramientas a su alcance para identificar a las personas que se deshacen de las bolsas de comida.