Inicio Blog Cuántas comisiones pagamos

Cuántas comisiones pagamos

Seguramente el pasado 25 de noviembre no tuvo oportunidad de leer el Boletín Oficial del Estado; normal, era sábado. La cuestión es que ese día, por fin, se publicó una norma que recoge importantes avances en materia de transparencia bancaria, se trata del Real Decreto-ley 19/2017, de 24 de noviembre, de cuentas de pago básicas, traslado de cuentas de pago y comparabilidad de comisiones. Como en tantas otras ocasiones, es una mejora que viene de mano de la Unión Europea que dictó la Directiva 2014/92/UE (tres años antes). Visto lo engorroso de su nomenclatura, pasamos a dar algunas pinceladas de interés para los usuarios de servicios bancarios en un asunto tan interesante como oscuro como es el de las comisiones.

Empezamos con lo que se llama “Documento informativo de comisiones”. Todas las personas que hayan pensado abrir una cuenta de pago tienen derecho a conocer con carácter previo, con tiempo suficiente y de forma gratuita, en papel o en otro soporte duradero (nada de palabra), la lista definitiva de las comisiones que se le aplicarán a cada uno de los servicios que estarán asociados a la cuenta en cuestión. Si se trata de un paquete de servicios, se tendrán que expresar todas las comisiones asociadas al producto bancario, y también las comisiones añadidas por los servicios que no están incluidos en dicho paquete.

Continuamos por lo que la norma define como “Estado de comisiones”. Esto es interesante para todos los que tenemos cuentas ya abiertas. Posiblemente a lo largo del pasado mes de enero, hemos recibido una o varias cartas del banco informando de todas las comisiones que nos han cobrado en el año anterior. No es una deferencia sino una obligación legal que tienen —y tendrán— que cumplir periódicamente.

¿Qué información nos deben dar? cuántas comisiones nos han cobrado en ese periodo, sus importes, el tipo de interés en los descubiertos y en los créditos, y la suma total

¿Cómo debe ser el documento que recibimos en casa? Tiene que ser de lectura fácil y preciso. Por lo tanto, si no ha sido así y tienes interés, lo puedes exigir en papel y si no cumplen podrás presentar una reclamación en la Oficina Virtual del Banco de España (https://www.bde.es/bde/es/).

Los anteriores son documentos independientes y que debe recibir el cliente de forma individualizada por cada una de sus cuentas, con estructura clara y letra de tamaño legible (curiosa precisión que recoge la norma expresamente). Pues bien, además, los usuarios podemos acceder a los llamados “Sitios web de comparación”. Concretamente, el Banco de España tiene la obligación de subir una web gratuita que permita contrastar las comisiones que aplican las diferentes entidades bancarias; aparte, podrán existir otros sitios web de comparación (estos puede que no sean tan gratuitos).

En definitiva, desde noviembre de 2017, bancos, cajas y similares tienen la obligación legal de facilitarnos toda la información sobre comisiones y tipos de interés. Por lo tanto, ahora ya es decisión nuestra estar al tanto o seguir rompiendo las cartas sin leerlas.