Inicio Blog De nuevo en ruta

De nuevo en ruta

Justo ahora, a principios de verano, lo que pega es hablaros de nuestro próximo viaje. De cómo elegimos destino y preparamos la ruta, qué cosas llevamos y qué nos resulta básico.

Este año es diferente a otros. Teníamos previsto ir a Rusia pero hemos cambiado de destino porque tenemos a Aiden de intercambio con nosotros durante cinco semanas. Después mi hija Lucía y ella volverán juntas a Wisconsin desde Frankfurt.

Aiden a la derecha junto a Lucía, Alba y Hugo

Así que Rusia quedaba demasiado al oeste y nos decidimos por Dinamarca y Suecia, que, aunque no son los países más turísticos y diversos de Europa, nos llaman mucho la atención por su forma de vida tan respetuosa con el medio ambiente, a la vanguardia del mundo.

Para elegir los sitios que visitaremos de cada país nos documentamos mucho: guías, diarios de viaje, foros de autocaravanas y de viajeros, etc.

Hacemos un Rutómetro con muy pocas pretensiones: ciudades, parques naturales, museos, atracciones que queremos visitar, restaurantes, trekkings… Todo aquello que nos llama la atención.

Reconozco que somos afortunados porque tenemos muchos días y no tenemos necesidad de exprimir ni maximizar nuestro tiempo en un plan súper estricto y blindado.

Después preparamos nuestra autocaravana, una Itineo integral MJB 800. Dependiendo de donde vayamos, el equipaje será más o menos liviano. En Grecia, por ejemplo, todo fue ropa de verano y despensa bastante vacía, por sus precios baratos. En cambio para Noruega hay que preparar mucho más: ropa de verano, otoño e invierno y despensa a tope, ya que los precios son desorbitados.

Este verano sólo llevamos cosas difíciles de encontrar fuera de España como jamón, lomo o aceite. Disfrutamos mucho no sólo de la gastronomía en los restaurantes, también en el pequeño comercio y supermercados. Compraremos a lo largo del camino: queso, patés y vino en Francia. Cerveza en Alemania. ¡Y algunos dicen que no se disfruta con la cultura!

Para dormir
En cuanto a sitios de pernocta, preferimos dormir en lugares que nos atraen y que encontramos por casualidad, más que en campings. También utilizamos mucho las áreas de autocaravana que nos permiten cargar agua y vaciar desechos. Algunas incluso te ofrecen electricidad, aunque energéticamente, la mayor parte de las autocaravanas son autosuficientes con placas solares y baterías.

Utilizamos dos aplicaciones: Park4night y CamperContact, donde los viajeros sobre ruedas compartimos sitios de pernocta que nos han gustado.

No obstante, cuando nos apetece relajarnos y no hacer nada más que la colada, buscamos un buen camping.

Otras cosas fundamentales
Dado lo reducido del espacio dentro de la autocaravana, nuestro verano tiende al minimalismo: poca ropa, pocos cacharros, poco de todo… luego en invierno, echamos de menos esa simplicidad.

Libros electrónicos que nos permiten movernos con comodidad, utilizando poco espacio. Las apps Librarium y eBiblio, bibliotecas públicas online, han hecho nuestra vida más fácil.

Internet que funcione allá donde estemos.

Una buena lista de pelis clásicas.

CAVA EXTREMEÑO: eso no falla nunca. Brindamos, hacemos amigos, compartimos. Un básico en nuestros viajes.