Inicio Actualidad El alcalde desestima los tres recursos interpuestos por los empresarios del mercado

El alcalde desestima los tres recursos interpuestos por los empresarios del mercado

Imagen cedida de la protesta del pasado 26 de julio

El alcalde de Almendralejo, José García Lobato, ha desestimado los tres recursos interpuestos por la abogada que defiende los intereses de los empresarios del mercado de abastos, Margarita Asuar, quien presentó dos de reposición y uno de revisión de oficio, contra el proyecto de centro sociocultural que se quiere construir en la antigua plaza del mercado.

La letrada ha explicado que los argumentos que utilizan son “contrarios a derecho” y “argumentados en falsedades”, lo que puede llevar un posible delito de prevaricación. En concreto con los recursos sobre la constitución de la mesa de contratación y su convocatoria, la resolución, según Asuar, está “dictada a sabiendas de su ilegalidad”.

La abogada iniciará los trámites judiciales oportunos y sugiere a la oposición que pida la dimisión del primer edil, a quien le recuerda que “los gobernantes siempre están de paso y no deben hacer las cosas a su antojo, sino como mejor convenga al pueblo al que sirven”.

Otro de los motivos que García Lobato alega es la falta de “legitimación” para presentarlos. En este sentido, Asuar explica que “para interponer recurso ordinario frente a un acto derivado de un contrato público, no es imprescindible ser parte en el procedimiento. La norma reconoce esa facultad a aquéllos cuyos intereses legítimos puedan verse afectados por la resolución, e incluso a titulares de derechos legítimos colectivos como organizaciones, asociaciones, colegios profesionales o sindicatos”.

Otro de los motivos que aludían en los recursos presentados es la desafectación del edificio. Es decir, que no se ha cambiado su uso destinado a mercado de abastos en 1925 a cultural, como proyecta la idea del equipo de gobierno. La aboga se muestra asombrada puesto que “la resolución se basa en un acuerdo de pleno de 31 de marzo de 2014, por el que se inicia el expediente de desafectación, pero no consta la aprobación definitiva. Y lo que es peor, era un cambio de uso de mercado a comercial, por lo que no sirve para la licitación que pretende cambiar el uso a sociocultural”, apunta la letrada.

Noticias relacionadas

El 80 por ciento de la directiva de la CEAL y Asemce cree que la plaza debería tener un uso comercial

Unas mil persona piden tener voz en el proyecto de la plaza del mercado