Inicio Actualidad El alcalde expulsa del pleno al concejal socialista Tomás García

El alcalde expulsa del pleno al concejal socialista Tomás García

Tomás García abandonando el pleno este mediodía

Ha ocurrido en el último minuto. Justo antes de que el alcalde, José García Lobato, levantase la sesión plenaria ordinaria del mes de diciembre. Ambos grupos municipales se encontraban en el turno de ruegos y preguntas. En concreto, el concejal, Luis Alfonso Merino, respondía a una cuestión planteada por el socialista Juan Manuel Forte sobre los contratos de los quioscos.

Previamente, Forte había rogado que en las contestaciones no hicieran alusiones a su vida personal, como ya había ocurrido en otros plenos. Sin embargo, Merino aludió en su argumentación al hecho de que “alternar en bares está muy bien, el problema es cuando se hace sin ser del bolsillo de uno mismo».

Una acusación que encendió a la bancada socialista, especialmente al concejal Tomás García, a quien se había dirigido antes también el primer teniente alcalde, a cuenta de la apertura del camino San Roque. La polémica estaba servida, casi a las dos de la tarde, y con un cruce de acusaciones a voces que se intentaban superponer unas a otras, el alcalde le llamó la atención, avisándole de que si no cesaba y respetaba el turno de palabra tendría que expulsarlo del salón.

Todo continuaba en el mismo tono, cuando García Lobato contó seguidamente hasta tres avisos y lo invitó a salir. En un primer momento Tomás García se resistió, pero finalmente abandonó su asiento entre algún aplauso del público. Esta ha sido la traca final del último pleno del 2018, y que pone de manifiesto, una vez, más la tensión que se vive sesión tras sesión, tanto entre ambos grupos de la corporación municipal, como en otras ocasiones con el público.

Un hecho que ha enfadado a todos los componentes de la oposición que, incluso, no han querido valorar el pleno, ni siquiera, en su interior, sino fuera. “No quieren acordar nada, y está claro que hoy han venido con ganas de armar ruido”, ha manifestado la portavoz socialista, Piedad Álvarez, quien sostiene que desde el inicio del pleno han sido provocados. “Llevamos ocho años aguantando”, ha dicho.

Unas provocaciones que el alcalde ha achacado también a los socialistas. “Espero que esto no se repita. Que se respeten los turnos de palabra mientras interviene el equipo de gobierno”, y ha añadido que “no podemos interrumpir cuando escuchamos algo que no nos gusta y a requerimiento del alcalde, una, dos y tres veces no rectificar”. Así las cosas, ha pedido al concejal expulsado que “reflexione” y que “entienda que no se le pueden dar varios avisos y continúe en su posición empecinada en no hacer caso”. Un consejo que ha hecho extensible al resto de ediles socialistas para que “entiendan que hay que respetar unas normas que conocen perfectamente para no alterar el orden ni la autoridad”.

Álvarez ha preguntado a Lobato “en qué se ha amparado para decirle a mi compañero que le ha dado un aviso”, asegurando que no es ninguna regla del desarrollo de los plenos. “No tenemos un alcalde que gobierna, sino que manda en Almendralejo. Que en los plenos abusa de su autoridad”, ha concluido la socialista.

El pleno del polvorón ha terminado con un brindis entre los miembros del equipo de gobierno.