Feria de la Ciencia del Antonio Machado

La ciencia avanza a pasos, no a saltos
Thomas Macaulay

La ciencia está de moda. Los inventos. El origen de las cosas. Experimentar. Conocer. Dar respuestas y formular nuevas preguntas. En torno a esto, el CEIP Antonio Machado ha organizado hoy la primera edición de la feria de la Ciencia. Ha participado todo el centro, desde los alumnos de Infantil hasta sexto de Primaria. En total más de 450 chicos, a los que también se han unido algunos padres. Apoyados, como siempre, por los profesores.

Los exteriores del centro se han convertido en un espacio donde colocar más de 35 talleres en los que cada uno estaba desarrollando una actividad diferente. Los más pequeños se asombraban de las posibilidades, que casi le parecían magia, que les mostraban sus compañeros mayores.

Había inventos que incluso quieren preservarlos del público para que no les copien las ideas. La feria se centra en el buen uso del agua, como bien escaso, proyecto sobre el que ha girado la programación del centro en este curso 2017/2018. “Pensamos que era una buena manera de motivar a los alumnos, y que los conceptos teóricos del libro de texto los apliquen a su vida”, cuenta Juan Domingo Fuentes, coordinador de la Biblioteca. Desde el centro valoran la importancia de la creación de hábitos.

Algunos estaban vestidos de científicos que explicaban a los más pequeños las propiedades del agua, los materiales que reaccionan con ella, la absorción, un volcán del agua. Hace más de un mes que comenzaron a organizar la feria de la ciencia, y en esta última semana se han dedicado a la logística. Un éxito que hace que el tiempo pase volando y que los infantiles cumplan más de dos horas embelesados con los experimentos.

Fuentes reconoce que en este primer año han querido comprobar si la idea de la feria de la ciencia funcionaba bien entre los alumnos, y proponer a otros centros la participación  el próximo curso, centrada en un tema diferente.