Un centenar de personas se han concentrado a las puertas del Palacio de Monsalud antes del pleno

En el pleno de hoy el tema de interés estaba al otro lado de las bancadas de los políticos. Entre el público. Alrededor de 70 personas han podido acceder al salón de plenos del ayuntamiento para manifestar su descontento por el proyecto de la plaza del mercado. Otros se han tenido que quedar en la calle, porque el acceso estaba permitido “hasta completar aforo”. Un número reducido ya que se había eliminado la última fila de sillas que habitualmente ocupan el espacio reservado a los asistentes.

No ha sido hasta el turno de ruegos y preguntas, tras no aceptar la urgencia de la moción presentada por los socialistas para debatir sobre el proyecto, cuando la portavoz de la oposición, Piedad Álvarez, ha anunciado que su grupo presentará un recurso de reposición por “posibles irregularidades” en la licitación de la redacción y el proyecto del centro sociocultural, que el equipo de gobierno quiere ubicar en la antigua plaza del mercado. Se trata del paso previo a la interposición de un recurso contencioso-administrativo, que no se podría interponer hasta que sea resuelto expresamente o se haya desestimado el anterior. El plazo de resolución es de un mes.

Entre sus argumentos para este recurso alegan varios motivos, entre ellos que la apertura de sobres de ofertas sea al día siguiente de finalizar el plazo de presentación, sin dar posibilidad a que lleguen propuestas de empresas remitidas por correo. Tampoco consideran que el proyecto cumpla las condiciones para que la redacción y la obra del mismo se haya licitado de manera conjunta; así como que sólo se valora la oferta económica y no la que más se ajuste a la calidad-precio, sin tener en cuenta, en este caso, el valor intelectual.

El portavoz popular, Luis Alfonso Merino, mantiene que todo se ha llevado a cabo “como legalmente está establecido”.

Unas 70 personas han “completado el aforo” del salón de plenos

Protesta
Los allí presentes, tal y como pusieron de manifiesto el pasado jueves en la protesta, quieren una mesa de negociación, una reunión en la que exponer sus argumentos y que se les escuche para tener voz en este proyecto. El equipo de gobierno se ha reunido motu proprio con diferentes colectivos como coordinadora de vecinos, la asociación de vecinos de la barriada del Mercado, el club de lectura, empresarios de la zona, CEAL o Asemce. Sin embargo, el portavoz popular, Luis Alfonso Merino, ha indicado que no lo han hecho con los comerciales del mercado de las Mercedes porque su asociación, Acomer, no ha “registrado ninguna petición” y es “la interlocutora con el Ayuntamiento”.

Almendralejo al día ha podido saber que hasta en cuatro ocasiones diferentes comerciales se han puesto en contacto con la secretaria del alcalde, José García Lobato, para pedir formalmente un encuentro con el primer edil, y en todas se ha denegado.

Piedad Álvarez ha asegurado, incluso, que en las reuniones mantenidas con algunos ciudadanos, han manifestado que “si los comerciales regresaban a la plaza tendrían que pagar tasas muy altas porque debían amortizar ellos la remodelación del mercado”, un hecho que ha tachado de “manipulación”.

Ha sido inevitable que a lo largo de la sesión se escucharan algunas voces de disconformidad, a las que García Lobato ha llamado la atención en varias ocasiones, advirtiéndoles de que si no respetaban a los concejales en su turno de palabra, tendría que desalojar la sala. No ha sucedido así y quienes han querido, han estado hasta el cierre.

Un antiguo comercial de la plaza pide al alcalde que les escuche

Al finalizar el pleno, un antiguo trabajador de la plaza, con la camiseta roja y blanca que los representa, se ha acercado hasta la mesa que preside el pleno, dirigiéndose al alcalde, exigiéndole que le escuchara, que paralizaran el proyecto. García Lobato no le ha respondido y se ha limitado a recoger sus pertenencias y marcharse. Después tampoco ha comparecido, como es habitual, en las valoraciones con la prensa, a pesar de encontrarse a pocos metros.