Inicio Actualidad El punto de atención psicológica regresa a un pleno con sólo tres...

El punto de atención psicológica regresa a un pleno con sólo tres asuntos a debatir

La bancada popular en el pleno. Foto de archivo

El próximo 28 de enero, último lunes de este mes, se celebrará la sesión ordinaria del pleno del Ayuntamiento, a las 12 horas. Según el orden del día, aparte de los puntos reglamentarios como la lectura del acta anterior o los ruegos y preguntas, sólo tres asuntos serán los que se traten.

Uno de ellos es la moción, ya anunciada por el Partido Popular de Almendralejo, para instar a la Junta de Extremadura a que “implante un punto de atención psicológica en Almendralejo”. Una cuestión que la Consejería de Igualdad le ha negado en numerosas ocasiones argumentando que se encuentra a menos de 40 kilómetros de otros dos puntos, el de Mérida y el de Zafra.

En la nota de prensa que emitió el PP también nombraban al punto de igualdad, pero éste no se recoge en el epígrafe del orden del día. Cabe recordar que se trata de dos servicios diferenciados. En el punto de atención psicológica trabaja una psicóloga, que está contratada por el Ayuntamiento, y la reivindicación de éste es que forme parte de la Red del Imex.

La oficina de igualdad está subvencionada por la Junta de Extremadura con 28.000 euros para una trabajadora. Recientemente el DOE publicó estas ayudas que el Consistorio debe solicitar. En estas oficinas se trabaja la prevención y sensibilización, la formación de los profesionales, la visibilización de asociaciones de mujeres, la planificación, la intervención o la colaboración entre los ámbitos implicados.

Otros asuntos
El otro punto es de mero trámite, para la solicitud de compatibilidad de un empleado público; y el último que traen a la sesión el equipo de gobierno de Lobato es sobre la “doble rotulación” de un vial público.

Un punto más que en la sesión anterior, en la que tan sólo se abordaron dos asuntos. Aún así el pleno se extendió hasta las tres horas. Llegado el turno de ruegos y preguntas, el concejal socialista, Tomás García, fue expulsado tras contestar al edil popular, Luis Alfonso Merino. Tras no acatar la llamada al orden del alcalde, éste le pidió que abandonara la sala.

Es sólo una muestra del nivel de crispación y desencuentro que se vive en los últimos plenos de esta legislatura en el Ayuntamiento, en los que los enfrentamientos, en ocasiones personales, han tomado el espacio de las discusiones políticas y asuntos que afectan a los ciudadanos.

NOTICIAS RELACIONADAS

El juego político con el punto de atención psicológica