Inicio Actualidad El recibo de la basura no subirá, según el  concejal de Asuntos...

El recibo de la basura no subirá, según el  concejal de Asuntos Económicos

El pleno del mes de enero ha aprobado la revisión de precios del año 2016 y 2017 del contrato de gestión indirecta por concesión del servicio de limpieza urbana, recogida y transporte de residuos sólidos urbanos y gestión del punto limpio. Este estudio supone una subida de alrededor del uno por ciento que, según el concejal de Asuntos Económicos, Francisco Lallave, no se va a traducir en un aumento en el recibo de los almendralejenses.

Esta subida “supone una revisión de los precios públicos, lo que la empresa le cobra al Ayuntamiento por prestar este servicio”, ha explicado el edil. En total unos 22.000 euros que deberá abonar.

Un punto polémico en el orden del día del pleno y por el que han asistido numerosas personas al salón del Palacio de Monsalud hasta llenar los asientos del espacio renovado. “Una mierda de servicio”, decía en voz alta una asistente a quien el alcalde tuvo que llamar la atención. “Si tú supieras por qué estamos aquí”, dijo otro. El caso es que poco a poco, el público se fue levantando y marchándose sin aguantar hasta el final de las cuatro horas que ha durado el primer pleno del año. Ninguno ha hecho referencia al motivo de su asistencia.

El servicio de recogida de basura fue privatizado en el año 2013. Anteriormente poseía un 49 por ciento el Ayuntamiento y un 51 la empresa Cespa, con un contrato mixto. Lallave argumenta que esta revisión es “una obligación de la Ley de Contrato del Sector Público”. Y ha defendido la privatización del servicio alegando que las subidas deben darse cuenta de ellas en el pleno, mientras que con una concesión mixta, “se hacía en los despachos”.

Para la portavoz socialista, Piedad Álvarez, “no hay papeles que justifiquen la subida, igual que pasó con el agua”. Ha acusado al edil de hacer un juego de “trileros” y “retorcer lo que no se puede más”, además de “terminar con diez años de paz en la ciudad en cuanto a la limpieza”.

Álvarez les ha reprochado que la ciudad está “sucia” y que “esto va a costar más dinero que lo pagamos todos”. Insiste en que la basura “nos va a costar un uno por ciento más de lo que nos costaba hasta ahora”. Durante las valoraciones del pleno el alcalde, José García Lobato, ha contestado que los 22.000 euros que pagará el Ayuntamiento por la subida saldrá de las arcas municipales, “igual que lo que costó el concierto de Ricky Martin”, pero no se verá reflejado en el recibo que los almendralejenses pagan trimestralmente.

Sobre las cuentas de la empresa de limpieza Piedad Álvarez ha denunciado una desviación de más de un millón de euros, justificando que en el año 2015 el presupuesto recogía 2.148.488 euros, mientras que el coste de la empresa fue 2.865.448; igualmente en el 2015 el presupuesto ascendía a 2.343.497 euros, mientras que los costes presentados por la empresa fueron de 2.103.104 euros.