La Semana Santa ha estado pasada por agua. Han procesionado por Almendralejo menos de la mitad de las estaciones de penitencia que tenían previsto hacerlo. La última en salir, no sin amenaza de lluvia y con retraso, fue el Miércoles Santo la de los Estudiantes. Desde entonces ninguna hermandad ha podido sacar sus Titulares a la calle. Ni el Gran Poder, ni la Merced, ni el Amparo se han lucido en estos días debido a las lluvias, incluso tormenta con granizo como el Viernes Santo.

Los costaleros se asomaban a la puerta de la parroquia de la Purificación con su costal preparado, mirando al cielo con la desesperanza de no ver un claro entre las negras nubes. No abrió. Aún así la gente esperaba un milagro y se agolpaban tanto en los soportales del antiguo ayuntamiento como en cualquier lugar donde resguardarse. Los paraguas hacían un paseíllo de entrada hasta Los Padres, a la espera. Nada.

Las juntas directivas de cada una de las hermandades no salían de sus reuniones y comunicaban sus decisiones a través de las redes sociales. Pero no pudo ser. Tras los retrasos llegaron las noticias de suspensión de la procesión y celebración de actos en el interior de los templos.

Pero hoy Domingo de Pascua la cofradía del Cristo Resucitado no tendrá ese problema. Luce el sol y podrá salir al encuentro de su Madre. Será a las 12.45 horas. Él será portado por 30 costaleros, ella, la Virgen de la Candelaria, por mujeres portadoras, dirigidas también por una capataz, Elisa Fernández Esperilla, quien fue la encargada del pregón del costalero el año pasado. Ambos acompañados por la agrupación musical del Cristo de la Merced.

Recorrerán las calles Jesús Núñez Mancera, Villalba, Suárez Bárcena, Pilar, plaza de Espronceda, carrera oficial, Mártires, Pozo, rotonda de la Libertad en la avenida de la Paz donde será el encuentro, Venezuela, López de Ayala y parroquia de San Roque.

Una vez concluido, la Candelaria volverá de nuevo a la iglesia de Santa Clara donde es custodiada por sus hermanas, que cada año la ceden para esta procesión, de alrededor de una hora y media. El Cristo es propiedad de la hermandad del conductor de San Cristóbal, fundadores de la cofradía. Se le conoce como “el catalán” porque fue adquirió en Olot (Gerona).

Con esta estación de penitencia se pone punto final a la Semana Santa 2019, con al lluvia como protagonista. Pero en pocos días los almendralejenses volverán a tener una cita con otra procesión, en este caso de Gloria, en la romería de San Marcos y su traslado a la ermita.