Inicio Actualidad El socialista Fernando Bote deja el partido por desavenencias internas

El socialista Fernando Bote deja el partido por desavenencias internas

Acusa al PSOE de Almendralejo de ser una “una mera asociación sustentada en una red clientelar de intereses familiares y amistades afines” que trabajan “por motivaciones ajenas a la defensa de una causa política”; y de no tener “confianza” en sí mismos por aplazar el proceso de primarias para elegir candidato a la Alcaldía hasta que se resuelva la causa de la Púnica abierta contra el alcalde, José García Lobato.

Por estos motivos y otros que desgrana en dos páginas, el histórico socialista Fernando Bote ha anunciado su abandono del PSOE tras 39 años de militancia con, reconoce, “nostalgia y tristeza”. Asuntos internos que, asegura, el secretario general, Guillermo Fernández Vara, tiene conocimiento.

En su escrito se desprende el descontento que sufre por el funcionamiento interno del partido y del proceso de elecciones para elegir la secretaría general, celebrado el pasado mes de diciembre, y que en su momento no quiso aclarar. “El problema estuvo en que hubo más afiliados, que no militantes, interesados en ir a votar en cinco minutos que en escuchar las ideas y programas allí propuestos durante más de dos horas”. De estas elecciones se reeligió de nuevo a Piedad Álvarez como secretaria general.

Sobre el proceso de primarias para elegir candidato a la Alcaldía de la ciudad dice que “poca confianza debe de tener una organización política en sí misma y en la elección de su candidato, cuando sus decisiones las condicionan y confía a que a su adversario político pueda acabar imputado o condenado por la justicia”. Sobre el aplazamiento señala que no se ha informado a la militancia, quien se ha enterado por los medios de comunicación regionales, y critica que dicha elección se haga sólo con el voto de los militantes, y no también con el de los simpatizantes como está aprobado por el Congreso Federal. “Se diluiría sustancialmente el peso del voto de las “familias” en el proceso, eligiendo un líder social y no solo de partido”, explica Bote.

Aún así no cierra la puerta a la política puesto que manifiesta que para él el partido es un “instrumento” para “el cambio político” que, considera, necesita Almendralejo. “Se puede ayudar a ese cambio de muchas maneras y siempre se podrá encontrar el camino que lo posibilite si se tiene voluntad y convicción”, concluye.

Fernando Bote fue concejal con los alcaldes José García y José María Ramírez, con este último al frente de la concejalía de Urbanismo.