Por fin ha llegado el Domingo de Ramos para todos los fieles y creyentes que viven con devoción la Semana Santa. Puntual a su cita ha salido “La Borriquita” de la parroquia de San Roque, organizada desde los años 90 por la hermandad de la Oración en el Huerto. La única procesión viviente de la ciudad en la que 200 niños, que este año tomarán su Primera Comunión, acompañan a Jesús en su entrada triunfal en Jerusalén.

Antes de la estación de penitencia, se han bendecido las ramas de olivo que los almendralejenses han llevado a sus casas y allí pasarán el resto de año. No sólo vecinos de la barriada de San Roque se han echado a la calle, la singularidad de la procesión, junto a los acompañantes, todos vestidos con túnicas hebreas, han hecho que centenares de personas no se hayan querido perder este pasaje bíblico que da inicio formal a la Semana de Pasión de Jesucristo.

 

 

“La Borriquita”. Foto: ©Almendralejoaldía
Niños y mayores ataviados con túnicas hebreas. Foto: ©Almendralejoaldía

Media hora más tarde hacía lo propio “La Burrita”, desde la parroquia de la Purificación, con 24 hermanos de la hermandad del Gran Poder portando el paso. Igualmente, en este caso, son los niños los protagonistas, todos menores de 14 años, con túnica y antifaz blanco con cíngulo de seda de color burdeos anudado a la derecha. Todos portando las palmas doradas.

Mientras que en la primera la música ha corrido a cargo de la agrupación de la Merced, en esta ha sido la banda de cornetas y tambores del Santísimo Cristo del Humilladero de Cáceres. Aunque es la procesión de penitencia más joven, la participación es muy alta, tanto en los nazarenos como el público en la calles.

Además, este año, es la primera en inaugurar la carrera oficial que recorrerá un tramo del centro, en concreto por la plaza de la Constitución (junto al Círculo Mercantil) en donde se han colocado gradas para poder verla pasar, junto con decoración de Semana Santa, adornos en los balcones y algunas sillas.

Lunes Santo
Aunque mañana ninguna cofradía procesiona por las calles de la ciudad, en la iglesia de San Antonio, la hermandad de la Buena Muerte sí lleva a cabo una serie de actos. Comenzarán las 21 horas con un concierto de música sacra, a cargo del orfeón parroquial San Roque.

Celebrarán un vía crucis y entregarán los diplomas de honor a los hermanos distinguidos. Finalmente habrá un besapié al Cristo de la Buena Muerte. La Buena Muerte sale  a la calle en la madrugada del Jueves al Viernes Santo y es la única que, por tener ya establecidos sus altares para el vía crucis, no hará paso por la carrera oficial.