Inicio Actualidad Estado de prealerta por la sequía, pero sin riesgo para el abastecimiento

Estado de prealerta por la sequía, pero sin riesgo para el abastecimiento

Agua de la fuente ornamental del parque Dulce Chacón

Pese a los más de 20 litros por metro cuadrado que cayeron en la madrugada pasada, al paso de la borrasca “Ana”, la situación de sequía que se vive a nivel nacional es alarmante, y el municipio se encuentra en estado de prealerta. Es el segundo de los cuatro niveles que se establecen, normalidad, pre-alerta, alerta y emergencia. Desde el Ayuntamiento aseguran que no “no hay ningún riesgo en el abastecimiento del agua”, pero llevarán a cabo una serie de pautas y recomendaciones, que ha propuesto la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Informar y concienciar a la ciudadanía de la situación de la sequía, realizar campañas informativas de recomendaciones de reducción de consumos y ahorro de agua en viviendas, vigilar e intensificar el control de consumos, medidas para la mejora de la eficiencia del sistema; incrementar  la búsqueda y reducir las fugas en las redes de distribución y revisar de forma intensiva las válvulas, son algunas de ellas.

Desde CHG, y según una nota de prensa del Ayuntamiento, también se solicita el mantenimiento y preparación de las infraestructuras existentes que permitan la movilización de recursos adicionales alternativas (pozos de sequía, interconexión de subsistemas, uso de agua regenerada), estudios técnicos para la identificación de fuentes alternativas de recursos que necesiten de ejecución de nuevas infraestructuras, de forma que puedan considerarse en la siguiente revisión del Plan Hidrológico, y actuaciones sobre las tarifas disuasorias de consumo.

Además, el municipio deberá contar con Plan de Emergencia que deberá tener  en cuenta las medidas previstas en los Planes Especiales de actuación en  situaciones de alerta y eventual sequia de los organismos de cuenca.

Confederación puso esto en conocimiento del Ayuntamiento en una reunión mantenida con los municipios y mancomunidades de más de 20.000 habitantes para coordinar estas acciones frente a la sequía.

Las recomendaciones general a la ciudadanía son las ya conocidas para el ahorro y racionalización del agua como revisar el estado de las cañerías y grifos para evitar pérdidas; cerrar ligeramente las llaves de paso para disminuir el caudal de agua que sale por los grifos; utilizar la lavadora o el lavavajillas sólo cuando está la carga completa; ducharse en vez de bañarse y vigilar el estado de conservación e higiene de los alimentos.