Inicio Actualidad Fernando Bote da un paso al frente y no descarta ser candidato...

Fernando Bote da un paso al frente y no descarta ser candidato a la alcaldía

Fernando Bote en la sede socialista de la avenida de la Paz

Consciente de su perfil de “poli malo”, y motivado por el escenario político local, Fernando Bote ha decidido dar un paso al frente y presentarse como candidato a la secretaría general del PSOE de Almendralejo. Se medirá al resto de candidatos el lunes en una asamblea extraordinaria que se celebrará en su sede de la avenida de la Paz. Aunque aún se desconoce si se medirá con la actual secretaria, Piedad Álvarez.

Lo ha dado a conocer, esta tarde en su sede, arropado por caras conocidas de la política local como Esperanza Lozano, Paqui Lay o la anterior candidata, Marta Gutiérrez. Unas 25 personas han querido apoyarle en la presentación de su candidatura oficial. Posiblemente de entre estos presentes salga su equipo de trabajo, que lo dará a conocer en la asamblea, y una posible ejecutiva local que, adelanta, no será numerosa.

Aunque insiste en que su paso al frente es para “preparar esta organización a tope para afrontar” el momento de las elecciones municipales, no cierra la puerta a presentarse en un futuro a candidato a la alcaldía, “no me gusta pensar más allá de una semana”, ha dicho. “Cuando llegue ese proceso lo abriremos, pero seguro que habrá alguien”. Y hace hincapié en que será algún militante del partido y “no haremos un casting como hizo el PP” en un hotel, en referencia a la elección de José García Lobato.

Entre sus motivaciones para presentarse ha dado algunas de índole político, en contra de la oposición, haciendo un repaso al panorama económico y social de la ciudad calificándolo de “parálisis política”. “La deuda municipal está desbocada, seguimos sin tener un proyecto urbanístico” o el “deterioro en los servicios públicos” han sido algunos de los puntos que ha esgrimido. Otro de los argumentos que ha dado para justificar su propuesta es que “no nos podemos poner de perfil porque la ciudadanía necesita de un proyecto ilusionante”. También se ha referido a la militancia, a su “empoderamiento”, y asegura que están “esperando un cambio” en el partido local. “No significa que lo que hayan hecho esté mal, es que ya toca un cambio”.

Dice que quieren estar al lado de todo el tejido asociativo local para escuchar sus propuestas y darle soluciones a sus problemas. “Siempre ha sido así, aunque en esta última etapa es evidente que no lo suficiente para que todos ellos nos noten cerca”.

Otros candidatos

Bote desconoce si algún compañero presentará también su candidatura a la secretaría general. El tiempo para hacerlo es hasta el mismo lunes donde, previsiblemente, votarán con voto secreto casi 200 afiliados socialistas. “Me gusta competir, es buena la confrontación de ideas y el debate sano”. De la asamblea de la próxima semana desea que “no se den situaciones poco deseables o extrañas” y ha recalcado que se presenta “para convencer más que vencer”.

En la asamblea del próximo lunes se hablará sobre la gestión de la actual dirección, encabezada por Piedad Álvarez. “Veremos el trabajo de la ejecutiva saliente, la memoria de la gestión en estos cinco años y haremos las críticas correspondientes. Su trabajo ha tenido luces y sombras, más sombras que luces”, ha apostillado. Y añadía que “los resultados de las elecciones no han sido buenos”.

Fernando Bote ha comenzado su intervención haciendo referencia a Unamuno cuando volvió del exilio y su frase al comenzar las clases en la universidad de Salamanca, “decíamos ayer”, como si nada hubiera pasado. Bote fue concejal de urbanismo en la legislatura de Ramírez Morán. De ella ha reconocido que no fue “la cara amable” del partido, por su papel de portavoz enfrentándose a la oposición, o las controversias surgidas con el PGM. “La cara amable estaba reservada a los alcaldes”. Aún así esperan que lo conozcan y que “aunque de naturaleza serio”, es simpático, se ha definido.

Unas 25 personas, algunas caras conocidas, han acompañado al candidato

Ha señalado el compromiso político que le mueve y los años de militancia, ya que comenzó con 18 años como presidente de las Juventudes Socialistas de Almendralejo. “Cuando no sienta la responsabilidad de hacer algo por esta organización política a favor de los ciudadanos, llegaré a la conclusión de que  aquí no pinto nada”. Recuerda que ha pasado “muchos avatares”, e incluso no siempre “he sido comprendido”, llegando a ser durante un tiempo “el verso suelto”.

El ex edil ha contado que ha intentado, junto con su grupo de trabajo, que la votación a la secretaría general se hubiera celebrado por primarias, y no por asamblea como así se recoge en los estatutos para la elección de los cargos orgánicos. Para ello consiguió la firma de 105 compañeros, pero desde la dirección regional le fue denegada esta propuesta. Sí ha aclarado que esto no significa que este número sean las personas que le vayan a votar.