No puede haber mejor forma de comenzar el largo puente que disfruta la comunidad educativa, que con una fiesta solidaria y deportiva. Gritos, música, saltos, baile, alegría, comida, agua, competición sana y algo de nervios se respiraba esta mañana en la quinta edición de la San Silvestre solidaria, que organiza el colegio Montero de Espinosa. Más de 850 chicos de todos los centros de Almendralejo, incluido los usuarios de Includes, y un centro de Alange, no han querido perderse la cita.

La jornada comenzaba con un calentamiento a modo de baile. Desde el escenario ubicado en el patio del centro, Víctor Ventura ha animado a profesores y alumnos a ritmo de conocidas canciones de Zumba. Más tarde se ha procedido al juramento de la carrera; y todos a sus puestos. Los más pequeños al patio de tierra donde tenían preparado un pequeño circuito que mezclaba obstáculos con carrera. Los más entusiasmados eran los padres, que jaleaban con fuerza a sus hijos. Una vez terminado el esfuerzo, tocaba reponerse con galletas y zumo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuera, en las inmediaciones del colegio se situaba el arco de meta. Desde allí, el director del centro, Juan Luis Ortiz, ha ido marcando la salida de los participantes. Poco a poco. Pero los empujones era inevitables a la voz de “preparados, listos, ya”, y alguna que otra caída también. A pesar de estos pequeños accidentes sin importancia, todo ha resultado fenomenal. Y los verdaderos protagonistas, los chicos, han disfrutado y participado con los alimentos que han entregado.

Esta edición de la San Silvestre Solidaria del Montero se ha adelantado en el calendario por varios motivos. El director ha contado que se debe, , a la recogida de alimentos, que la Plataforma Solidaria recomienda hacerlo con bastante antelación para poder organizar y repartirlos antes de las fiestas. El segundo motivo es porque el próximo lunes, una representación de 11 profesores y alumnos de tercero y cuarto de Primaria viajan a Polonia, dentro del programa Erasmus de música y la lengua inglesa que el Montero de Espinosa viene desarrollando desde hace dos años.

Además, Juan Luis Ortiz, ha adelantado que tienen previsto otro proyecto navideño más cercano a las fiestas, que consiste en un portal viviente con 400 personajes.