Inicio Blog Hoy he corrido la Carrera de la Mujer

Hoy he corrido la Carrera de la Mujer

En los años 60 del S.XX, las mujeres estadounidenses tenían prohibido participar en las pruebas atléticas por tratarse, al parecer, de una  actividad “poco femenina“. La razón para no  permitirles participar en el maratón de Boston, por ejemplo, se debía a que  existía la errónea creencia de que se les podía desprender el útero. Afortunadamente, una estudiante de periodismo llamada Kathrine Switzer decidió que realizaría la prueba en igualdad de condiciones que el resto de hombres participantes, y demostró que podía hacerlo. Muchos de los corredores le manifestaron su apoyo al encontrase con ella en la salida, pero el director de la prueba Jock Semple no parecía estar de acuerdo con su hazaña.

Katherine luchaba hace 71 años contra el sexismo y le decía estas palabras a su entrenador mientras corría: “Terminaré  esta carrera ya tenga que hacerlo con las manos y de rodillas”. No sería la primera, ni la última mujer que se rebela hacia la discriminación en el deporte, y la obligatoriedad de adaptarse al modelo existente, diseñado por y para hombres.

La primera carrera exclusiva para mujeres de España se llevó a cabo en Madrid hace 14 años de la mano de un grupo de profesionales pertenecientes al equipo Sport Life, con un claro objetivo: favorecer la participación de las mujeres en el deporte. Ante  el éxito de tal iniciativa, otras ciudades solicitaron ser sedes oficiales de lo que hoy en día se denomina el Circuito de la Carrera de la Mujer.

Existe en Extremadura una trayectoria visible de más de diez años de apoyo al deporte femenino, los eventos suelen encuadrarse dentro del Circuito Mujer y Deporte, que para el 2018 tiene previsto desarrollar 16 actividades.

El Ayuntamiento de Almendralejo ha llevado a cabo este año la XII edición de la Carrera de la Mujer, consolidándose, no hay duda de ello, pese al aguacero, como la prueba estrella de participación femenina en una competición de carácter popular. Este año se ha permitido la participación masculina, sin inscripción, como novedad frente a las anteriores ediciones.

Cómo se explica el éxito de La Carrera de Mujer:

  • Porque se potencian recorridos atractivos y con animación de público, atendiendo a sus demandas.
  • Porque en ocasiones, acabar la prueba simboliza un pequeño triunfo personal no vivido anteriormente.
  • Porque existen actividades paralelas, vinculadas al fitness, con las que se sienten cómodas.
  • Por la manera de desarrollar la carrera y el tiempo que se permite para su finalización.
  • Porque se vincula la carrera a una causa solidaria.
  • Porque es el punto de partida para iniciarse como corredora en otras carreras populares.
  • Porque las atletas profesionales sienten que tienen opciones de cruzar las primeras la meta y no detrás de un atleta masculino.
  • Porque puedes correr con tu grupo de amigas, con tus compañeras de trabajo, en familia, etc.
  • Porque es la única carrera en la que participan al año aunque entrenen cada semana. Suele ser este el caso de las mujeres participantes del Programa Entrenadas (3ª edición), que se desarrolla desde la Concejalía de la Mujer de Almendralejo.

Posicionado como uno de los mayores eventos deportivos para mujeres de Europa, el circuito nacional pasó de 14.000 corredoras en la primera edición, a casi 120.000 en 2017. Las mujeres han demostrado que corren y se implican, pero en la prueba por excelencia, el maratón, la media de participación de mujeres se sitúa todavía entre el 10 y el 12% en España, aunque hay excepciones como la  carrera San Silvestre que cuenta con prácticamente el mismo porcentaje de hombres (55%) que de mujeres (45%).

Actualmente quedan muchas barreras que salvar al respecto, pongamos el reciente ejemplo  de Arabia Saudí, donde las mujeres no pueden  asistir a los eventos deportivos porque existe una ley estricta de separación de los sexos en lugares públicos. El gobierno saudí se enorgullece por la definitiva finalización, en este año, de la construcción de tres estadios en las ciudades de Riad, Yeda y Dammam exclusivos con zonas específicas para mujeres y sus esposos.

En esta parte del mundo, mujeres y hombres somos hoy más conscientes de la importancia del deporte como propulsor de cambio social, y su potencialidad educativa como aliada para promover la igualdad. Sin embargo, la exclusividad de participación de las féminas en eventos diseñados específicamente para ellas, suscita críticas diversas, pese a haber demostrado en los últimos 15 años que incrementa de forma exponencial la participación popular de niñas, adolescentes y mujeres.

En las últimas ediciones se hace más visible la implicación de colectivos sociales que luchan contra la violencia por razones de sexo y en defensa de los derechos de la mujer. Al margen de una reivindicación justa y necesaria, se crean polémicas en torno al hecho de que los hombres no puedan participar en este evento junto a las mujeres, y apoyar estas reivindicaciones. Sacar de contexto el evento deportivo diseñado en torno a unos criterios nunca vistos en el deporte anteriormente es, cuanto menos, poco apropiado.

Entender que la sociedad se orienta muy poco a poco hacia relaciones sociales sin referencias en el pasado es necesario (M. Godelier), y  ha de analizarse como una forma más de expresarse, estableciendo referentes de uso femenino, en concordancia y convivencia con muchos otros, ya que las mujeres conforman el 50% de la población humana.