Fernando Bote (presidente). Teresa Serrano (secretaría general y educación). Emilio Ortiz (empresa y TICS). Fermín Núñez (cultura). Antonio Rosado (agricultura). Inmaculada Bote (urbanismo y medio ambiente). Marcos Cerezo (organización y finanzas). Javier Parejo (deportes). María Francisca Cano (igualdad y relaciones sindicales). Gloria Ortega (participación ciudadana). Son los nombres propios de los socios fundadores o equipo directivo del nuevo partido creado para trabajar “por y para Almendralejo”. Iniciativa Ciudadana por Almendralejo, ICALM, es la recién nacida formación política, liderada y presidida por el ex socialista, Fernando Bote, y que el pasado viernes tuvo su puesta de largo, desvelando las personas que están trabajando detrás desde hace cuatro meses.

Unas 160 personas quisieron acompañarles y estar presentes en su nacimiento. Se definen como progresistas, constitucionalistas y demócratas. Han dado el paso a la política local con la única intención, explica Bote, de trabajar por Almendralejo, fomentando el diálogo y para mejorar la vida de los almendralejenses.

Con dos vocaciones: local y de gobierno. Aunque se presentarán a las elecciones municipales del 26 de mayo, aún no han elegido candidato, que será mediante primarias, pero aún no han marcado ningún calendario.

Propuestas
Sus propuestas para la ciudad las enmarcan grandes bloques encabezados por hacienda municipal, actividad económica: agricultura, industria y comercio, urbanismo, medio ambiente y desarrollo sostenible, política social y derechos cívicos, seguridad ciudadana, prestación y mejora de los servicios públicos y educación, cultura y deporte. Un ideario que quiere n completar y ampliar con las aportaciones de los ciudadanos.

Fernando Bote explicó, desde su experiencia, que “casi el 90 por ciento de las acciones municipales que se llevan a cabo en un ayuntamiento, no tienen color político”, y añadió que “lo he sido todo en el Ayuntamiento, menos alcalde”, pero que no lidera ICALM con ningún interés ni ego propio.

Además, considera que tras el 26 de mayo, no habrá un pleno municipal multicolor, con representación de varios partidos políticos. Aún así ellos salen a ganar, y “si no contamos con el apoyo, nos iremos para casa”. Dentro de sus máximas se encuentra el “diálogo con todos los partidos, si beneficia a Almendralejo”.

En su página web, que se abrió el viernes, se puede leer sobre Almendralejo que “necesita con urgencia un cambio político que ayude a despertar del estado de letargo, conformismo y pesimismo en el que le ha sumido la crisis económica y un gobierno municipal errático, que en ningún momento de sus ocho años de gobierno ha tenido un proyecto claro para nuestra ciudad”. Fernando Bote también se refirió a la necesidad de unos presupuestos anuales (el equipo de gobierno popular ha elaborado uno en ocho años de legislatura) y a la aprobación de un plan urbanístico para no sólo el desarrollo físico, sino para promover un desarrollo económico y social de la capital de Tierra de Barros.