Puri, Estefanía, Isabel y Mercedes, representantes de la AMPA del Montero de Espinosa

Las obras del CEIP Montero de Espinosa ya pueden seguir su curso. Tras estar paralizadas desde marzo por la falta de pago de una tasa municipal, la Asociación de Madres y Padres de los Alumnos del centro decidieron hacerse cargo, y han abonado ellos los 100 euros necesarios para desbloquear esta situación.

Desde la AMPA han indicado a Almendralejo al día que la única intención es que las obras comiencen cuanto antes y que sus hijos puedan disponer de unas mejores instalaciones para su uso y disfrute.

Cabe recordar que la remodelación incluye los patios de educación Infantil, las pistas deportivas, los aseos y los cerramientos, lo que les permitiría un ahorro de energía. Tienen un coste de 297.883 euros, y el plazo de ejecución es de ocho meses. El siguiente paso que deba dar Educación es la adjudicación de la obra a una empresa constructora, aunque según apuntan desde la Consejería, “aún no tenemos la licencia municipal pertinente. Cuando tengamos ese documento, se iniciará la licitación”.

Desde marzo y hasta septiembre Junta y Ayuntamiento no se han puesto de acuerdo en quién tenía la obligación de pagar esa tasa; mientras unos decían que la empresa una vez que se hiciera cargo del proyecto, los segundos aseguraban que debía ser el Gobierno regional y que todo se debía a una falta de “voluntad”.

Finalmente han sido los padres y madres del centro quienes, tras realizar las gestiones oportunas, han considerado poner punto final a esta situación con fondos de la asociación, por el bien de sus hijos y de toda la comunidad educativa.

Una situación similar a la del colegio Montero de Espinosa sucedió el pasado año con las obras de los IES Santiago Apóstol, Carolina Coronado, y los colegios José de Espronceda y Antonio Machado. En ese caso fue la Coordinadora de Empresarios (CEAL) quien pagó 400 euros para que se pudieran ejecutar las obras de dichos centros.