Inicio Actualidad La biblioteca reabre hoy tras tres meses cerrada por la instalación de...

La biblioteca reabre hoy tras tres meses cerrada por la instalación de máquinas de aire

Sala principal de la biblioteca Marcos Suárez Murillo. Foto: ©Almendralejoaldía

Trece meses han pasado desde que en el pleno de mayo del año pasado se anunciara la instalación de máquinas frío/calor en la biblioteca municipal Marcos Suárez Murillo. Tras tres meses en los que ha estado cerrada, hoy reabre el centro cultural San Antonio de Almendralejo a pleno rendimiento.

La obra ha conllevado también la ampliación de la instalación eléctrica, y ha sido ejecutada por la empresa Tuberías y Montajes San José (TUMOSA), con un coste de por 96.978 euros. Las máquinas de frío/calor se han instalado en la biblioteca de adultos y en la infantil, en el salón de actos y en la hemeroteca. Los usuarios de la biblioteca fueron trasladados al Palacio del Vino en abril, en una sala de estudios improvisada en uno de sus pabellones. Sólo estuvo dos días y cerró ante las quejas y críticas de los estudiantes por la falta de acondicionamiento.

De esta forma la sala de estudio de la biblioteca ha estado ubicada, junto a la sala de lectura, en el centro cívico, hasta hoy que ha regresado a su espacio. También se reanudará el servicio de préstamo de libros que ha estado suspendido desde entonces. Los nuevos socios deberán obtener para este servicio la tarjeta ciudadana, que se solicita en la oficina de atención ciudadana, en el centro cívico. Igualmente es necesaria para conectarse al wifi municipal.

A pesar de esta reforma, el nuevo equipo de gobierno ha expresado su intención de trasladar la biblioteca, junto al archivo municipal, al antiguo Palacio de Justicia, frente al parque de Los Padres. El centro cultural pretenden convertirlo en un espacio museístico que albergue varias colecciones, entre ellas la actual de Monsalud.

El alcalde, José María Ramírez, también ha manifestado su intención de convertir el actual edificio de la escuela de idiomas en un centro social con salas de estudio, y descongestionar así la biblioteca. Un proyecto que se llevaría a cabo si la EOI contara con un nuevo edificio que satisfaga sus necesidades.