Inicio Actualidad La “burla” de los ruegos y preguntas

La “burla” de los ruegos y preguntas

Imagen de archivo de un pleno. Foto: ©Almendralejoaldía

De burla. Así es como ha calificado la concejala de la oposición, Piedad Álvarez, a las respuestas del alcalde, José García Lobato, a las preguntas planteadas por la oposición en el último punto del orden del día del pleno de febrero, celebrado hoy. Tal y como se establece, cada uno de los ediles del PSOE formula un ruego o una cuestión relacionada con diferentes áreas, bien de actualidad o sobre asuntos que les han hecho llegar los ciudadanos.

No son nuevas las quejas de la oposición sobre la falta de transparencia del equipo de gobierno. De hecho, en el pleno de enero no contestaron a ninguna pregunta. El alcalde, José García Lobato, calificó la actitud de “estrategia” de los socialistas, para saturar los servicios municipales con peticiones, que según él, no recogían.

Los socialistas han planteados cuestiones sobre los escapes de agua en la ciudad, el plan general municipal, el reconocimiento de deuda, el inicio de las obras de los EDUSI, o el estado de los caminos

Así pues, una vez que el alcalde formalmente dio paso a este punto, se ha producido un rifirrafe entre ambos, puesto que la portavoz del PSOE quería leer el artículo 97.7 del Reglamanto de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales, y el primer edil le pedía que hiciera las preguntas correspondientes. En este texto se recoge que las preguntas formuladas en los plenos “serán generalmente contestadas por su destinatario en la sesión siguiente, sin perjuicio de que el preguntado quiera darle respuesta inmediata”. Con esto querían desde la oposición recordar al gobierno que es obligado contestar a lo que plantean.

Han puesto sobre la mesa cuestiones relativas a los escapes de agua en la ciudad, el plan general municipal, el reconocimiento de deuda, el inicio de las obras de los EDUSI, el estado de los caminos, el estado del parque Ramón y Cajal, el IBI, el plan de asfaltado, el plan de desratización o el uso del edificio donde se ubicaba Correos. El alcalde las ha despachado en un minuto con apenas tres frases que se iban intercambiando: “Esto se está haciendo”, “se hace continuamente”, o “a la mayor brevedad posible”. Lo que ha provocado las caras de incredulidad del grupo socialista y los comentarios del público.

Contestaciones
El primer edil se ha referido a algunas de estas cuestiones en las valoraciones a los medios de comunicación, y se ha extendido más sobre algunos de estos temas. En concreto con el de la sequía y qué planes tiene la empresa Socamex de análisis de redes y búsqueda de fugas. “Su único interés en la empresa es saber quién tenía y quién no tenía que trabajar en la empresa”, ha contestado refiriéndose a Piedad Álvarez. Ha dejado caer que “alguna razón tendrá para estar siempre tan interesada en saber de esta empresa que presta un servicio que ellos externalizaron y que en un momento ya reconocieron como el peor del mundo”, ha manifestado Lobato.

El alcalde ha despachado las preguntas con “esto se está haciendo”, “se hace continuamente”, o “a la mayor brevedad posible”

Sobre el estado de los caminos, a Tomás García, le ha dicho a posteriori que “hay caminos que están mal y se arreglan y otros que están bien”. Para el alcalde este tema es “un mantra, una mentira que se repite para convertirla en verdad”, y le ha invitado a realizar estas cuestiones en el Foro Agrario.

José García Lobato ha bromeado con el tema de las ratas diciendo que al animal “hay que pedirle una solicitud de compatibilidad”, porque es la misma la que han fotografiado en diferentes sitios a la vez. “Veo que es un tema que le preocupa mucho al PSOE, y espero que la coherencia impere en su partido, y que sea así cuando sucedan algunos hechos”, ha dicho sin explicar nada más.

IBI
Sobre la recepción por parte del alcalde a la Plataforma de los Afectados por el IBI, García Lobato ha subrayado que esto a los socialistas “les da igual”. Ha insistido en que son los únicos que han bajado el tipo impositivo y que el aumento de los recibos se debe a una revisión de la Oficina de Catastro dependiente del Ministerio de Hacienda. Ha advertido que una actualización de la ponencia de valores en la ciudad puede resultar con un aumento, aún más, del recibo de bienes inmuebles. “Porque partimos aún de valores muy bajos y cada uno lo puede ver en sus recibos”, ha indicado Lobato.

El alcalde reconoce que algunos ciudadanos que han acudido al Ayuntamiento de Almendralejo tienen razón en sus quejas, pero no han reclamado dentro del plazo establecido.