La delegada del Gobierno, Yolanda García, y el alcalde José María Ramírez. Foto cedida

El alcalde, José María Ramírez, ha mantenido esta mañana una reunión con la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, para tratar, entre otros asuntos la comisaría de la Policía Nacional o la falta de efectivos que han reivindicado sindicatos del cuerpo en numerosas ocasiones.

Según una nota de prensa de Delegación, ambos han analizado los “trámites realizados en la actualidad para retomar la obra de la comisaria de la localidad, los cuales permitirán corregir los defectos del proyecto inicial”. Cabe recordar que las obras se adjudicaron en julio del pasado año, por un importe final de 1.277.000 euros, 700.000 euros menos del presupuesto total. A finales de septiembre del pasado año comenzaron los movimientos de tierra.

Seis meses después, en marzo de este año, las obras se paralizaban. Desde la Delegación del Gobierno explicaban que se debía a que se estaba estudiando “una modificación del proyecto para incorporar mejoras al mismo. Cuando finalice el estudio, si se decidiera incorporar la modificación y esto supusiera un incremento en el coste del proyecto, se incorporarían los recursos económicos necesarios”.

Según explicó el PSOE en su momento, el paro de la obra se debía a que “una vez licitada y adjudicada la obra, la empresa contratista detecta determinados fallos en el proyecto (para el que el Gobierno de Rajoy dispuso de cinco años para redactarlo) y reclama supuestas diferencias de precios. La empresa defiende sus intereses particulares y la Administración los generales; y podemos afirmar que se está hablando entre ambas partes para intentar solucionar el problema, aún no resuelto”.

García Seco y Ramírez Morán también han hablado de la deficiente situación en la que se encuentra la plantilla de la Policía Nacional de Almendralejo y la necesidad de aumentarla. “De momento se verá compensado con la incorporación de cinco policías en periodo de prácticas durante un año”.

Un asunto que la delegada conocer de primera mano ya que el sindicato Alternativa Sindical de Policía se lo hizo llegar en una reunión que mantuvieron a finales del año pasado. En ella expresaron la necesidad de que la plantilla de la Policía Nacional en Almendralejo debe aumentar en 42 agentes, y alcanzar los 120 necesarios para una ciudad como la capital de Tierra de Barros. Aseguran que el número actual “ha quedado obsoleto con más de quince años sin modificaciones, salvo la inclusión de la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) a principios de 2018”.