Marifé Fuentes en el momento de la condecoración. Foto Casa Real

La empresaria bodeguera almendralejense Marifé Fuentes Suárez ha recibido esta mañana la condecoración de la Orden del Mérito Civil. En  el quinto aniversario de la proclamación de Su Majestad el Rey, Don Felipe y Doña Letizia impusieron condecoraciones de la Orden del Mérito Civil a 41 ciudadanos, en reconocimiento de su compromiso personal y contribución social.

La Orden del Mérito Civil, instituida por Su Majestad el Rey Don Alfonso XIII, tiene por objeto premiar los méritos de carácter civil que presten o hayan prestado relevantes servicios al Estado, con trabajos extraordinarios, provechosas iniciativas o con constancia ejemplar en el cumplimiento de sus deberes.

Según explican desde la Casa real, los 41 condecorados proceden de las 17 comunidades autónomas y de las 2 ciudades autónomas. Para su selección se ha tenido en cuenta un criterio proporcional de población y se ha considerado también a las comunidades pluriprovinciales, de forma que proceden de provincias distintas. Se ha añadido un criterio generacional, por lo que se incluyen personas de todas las generaciones vivas. La mayor es una mujer de 107 años y la menor, una joven de 19. Hay igualmente un criterio de género: serán condecoradas 19 mujeres y 22 hombres que proceden de distintos sectores de actividad de España.

Foto de familia de todos los condecorados. Foto Casa Real

Siguiendo un criterio sectorial, estas personas configuran una amplia representación de los trabajos que desarrollan los españoles y de los compromisos laborales o sociales presentes en la sociedad española. Todos ellos cumplen con el criterio de mérito que exige la condecoración, porque destacan en ámbitos como la educación; el medio ambiente; la sanidad; el voluntariado; la investigación; la asistencia social y la cultura, sin olvidar las contribuciones a la convivencia y a la integración de la inmigración o del mundo de las mascotas.

Durante el acto, Sus Majestades los Reyes, Su Alteza Real la Princesa de Asturias y de Su Alteza Real la Infanta Doña Sofía estuvieron acompañados por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y por el ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell.

Su Majestad el Rey dirigió unas palabras tras finalizar la imposición de condecoraciones, en las que destacó que «España es una nación de ciudadanos, de personas solidarias y comprometidas con el destino de nuestros semejantes -dentro y fuera de nuestras fronteras-; una nación generosa, abierta, y con gran presencia y empuje en la Comunidad Internacional. Somos un país que abraza al mundo, que se responsabiliza con una Humanidad que deseamos en paz y en concordia, y por la que trabajamos en todos los foros internacionales”.

También, Don Felipe se refirió a las personas que acababan de ser distinguidas diciendo que “sois protagonistas de esa España solidaria y universal; y sois un verdadero motivo de orgullo para todos nosotros, para todos nuestros compatriotas; os admiramos. Enhorabuena; y, sobre todo, gracias de corazón”.

“Sois un referente moral que nos ofrece un espejo en el que mirarnos; un estímulo -y una imagen- de conducta a la que poder emular en nuestro día a día”. “Juntos formáis un todo, una verdadera cadena de ejemplaridades que ilumina nuestra ruta a seguir. Nos mostráis la senda de la convivencia y realzáis la importancia de la dignidad y del compromiso de ser ciudadanos de la España del siglo XXI”, subrayó Su Majestad el Rey.