Los estudiantes de ciclos formativos se encuentran entre los que tienen mejores posibilidades de inserción en el mercado laboral
Samuel y Víctor, Blanca y Carlos son tres alumnos de Formación Profesional que esperan encontrar un puesto de trabajo cuando terminen sus estudios

La inserción laboral de los graduados en ciclos formativos ronda el cien por cien. Una cifra redonda que debe hacer plantearse al estudiante la continuidad de sus estudios en la Universidad. Según el Informe del Mercado de Trabajo, que se publica anualmente desde el Servicio Público de Empleo, los trabajadores que están en posesión de titulaciones en estudios de FP son especialmente valorados en el ámbito de las empresas y se encuentran entre los que tienen mejores posibilidades de inserción en el mercado laboral.

Unos datos extrapolables a Almendralejo, donde los institutos que cuentan con ciclos formativos presumen de la alta inserción laboral de sus alumnos nada más concluir sus estudios, o a los pocos meses. Son las propias empresas las que demandan alumnos con características de la Formación Profesional, es decir, que tengan conocimientos teóricos, pero también con habilidades prácticas y experiencias ya adquiridas en su proceso de aprendizaje.

El IES Santiago Apóstol cuenta con ciclos desde FP Básica hasta Superior. Hemos hablado con los chicos del ciclo formativo de Industrias Alimentarias (FP Básica). Estaban en su aula. Atípica. Llena de aparatos y máquinas propios de su aprendizaje. Ese día habían elaborado donuts. Por los pasillos del centro se sabe perfectamente quiénes pertenecen a este ciclo, pues pasean con platos de comida en la mano. Recién hechos.

Samuel Venegas y Víctor Amaya

“Si te aplicas y te gusta, es fácil”

Samuel Venegas y Víctor Amaya tienen 16 y 17 años. Ambos encontraron en este ciclo una salida y un puente a un módulo de cocina. No le satisfacían las clases de la ESO, “era bastante duro”, reconoce Víctor; de hecho no la terminaron, tienen hasta segundo que es lo mínimo que se exige para acceder a la FP Básica.

Ahora les gusta lo que hacen, les motivan las clases. “Si te aplicas y te gusta, es fácil”, afirma Samuel, quien quiere terminar trabajando de cocinero, igual que Víctor. “Pero aquí se aprenden más cosas del mundo del almacenaje, maquinaria, higiene, laboratorio, elaboración…”, cuenta Víctor.

Tanto uno como otro señalan que cuando accedieron pensaban que no había que estudiar, una idea que han ido desterrando con el paso de los meses. Sobre todo en el primer curso donde imperan las clases teóricas. Que los ciclos de FP son fáciles es una falacia que al parecer está muy extendida. En desmentir esto hacen hincapié los alumnos (mayoría alumnas) del ciclo de Cuidados Auxiliares de Enfermería, de Grado Medio, del IES Carolina Coronado.

Blanca Tejeda

“Nadie te va a regalar nada, te lo tienes que trabajar”

Quieren que quede claro que aunque sea un año, son 12 meses duros, de estudiar mucho e hincar codos. Algo que no cogió de sorpresa a Blanca Tejeda, de 39 años. Ella ya tenía superado el ciclo de técnico de farmacia. Y aunque llevaba toda la vida (16 años) trabajando como auxiliar en una clínica dental, las nuevas reglas del juego le obligan a pasar por aquí y obtener el título.

“No nos han dado ninguna facilidad para poder convalidar la experiencia por la titulación”, lamenta Blanca, por lo que se ha visto obligada a sacarse el título, no sin esfuerzo. Cree que es una “privilegiada” por formar parte de una de las dos clases de 30 alumnos del ciclo. “Nadie te va a regalar nada, te lo tienes que trabajar”, comenta la estudiante quien espera encontrar trabajo rápidamente. Realmente se decantó por este ciclo para completar el currículum, y que los nuevos estudios le abran puertas.

Blanca señala que los ciclos son más rápidos y más directos al mundo laboral. En éste en concreto, de un año, a partir de septiembre, y hasta diciembre, desarrollarán las prácticas.

Erasmus
Los ciclos formativos tienen Erasmus. Este año la Consejería de Empleo ha destinado más de 72.000 euros a este tipo de becas. El objetivo es que los alumnos de Formación Profesional (FP) de Grado Superior realicen prácticas en centros de trabajo en Europa para que obtengan el reconocimiento y la acreditación de toda la formación con el fin de mejorar sus actitudes, sus aptitudes lingüísticas y culturales y sus competencias profesionales, así como sus competencias transversales relativas a las nuevas tecnologías.

Una opción a la que se acogen alumnos del IES Arroyo Harnina, tal y como nos contó su director, Santiago Benigno Velayos.

Carlos Calderón

“Yo me paré un día y pensé que debía estudiar algo a tope”

Carlos Calderón es estudiante de primer año del ciclo formativo de Grado Superior de Actividades Físico Deportivas, lo que se conoce como TAFAD. Él vive en Monesterio, donde trabaja por las tardes como monitor. Ese dinerillo que obtiene lo utiliza para pagar sus estudios. Tiene 27 años. Es el más veterano del aula. Estudió hasta 4º de ESO. Después estuvo en una escuela taller. Ha trabajado en bares.

“Yo me paré un día y pensé que lo que me gustaba a mí era el deporte y debía estudiar algo a tope”, cuenta el joven. Hizo su prueba de acceso y éste es su primer año. Está muy contento y como los anteriores espera encontrar un puesto en algún gimnasio, a donde conducirá sus prácticas.

Pruebas de acceso
Para quienes estén interesados en los ciclos formativos el plazo de inscripción para realizar las pruebas de acceso a alguno de ellos se abre el jueves día 3 y hasta el 13 de mayo, tanto a Ciclos Formativos de Formación Profesional (FP) de Grado Medio y Superior en Extremadura.

Para concurrir a la prueba de acceso de Grado Medio se requerirá tener, como mínimo, 17 años cumplidos; y para concurrir a la prueba de acceso a ciclos formativos de Grado Superior se requerirá cumplir, como mínimo, 19 años.

La solicitud de inscripción para las pruebas de acceso a Grado Medio y Grado Superior se presentará de forma telemática en la dirección https://rayuela.educarex.es/ de la plataforma educativa Rayuela. La prueba de acceso a ciclos formativos de Grado Medio será común para todos los ciclos formativos y se estructurará en tres partes: comunicación, social y científico-tecnológica. Cada una de estas partes estará dividida en dos ejercicios.

Por su parte, la prueba de acceso a los ciclos formativos de Grado Superior se adecuará a los aspectos básicos del currículo vigente de Bachillerato. Este examen constará de dos partes. Una parte común, constituida por los ejercicios de Lengua Castellana y Literatura, Fundamentos de Matemáticas, e Idioma extranjero. El aspirante deberá elegir inglés o francés en su solicitud. Las pruebas se celebrarán el día 30 de mayo. Los centros donde se desarrollen estos exámenes publicarán en los tablones de anuncios la fecha y la hora en la que se realizará cada ejercicio, así como el correspondiente lugar de realización. Una puerta que se abre al ansiado puesto de trabajo.