La supuesta paralización de las obras de la comisaría de la Policía Nacional hace que tiremos de “maldita hemeroteca” para poner orden y fechas a la historia de este necesario edificio que se remonta al año 2005. Fue entonces cuando, con José María Ramírez como alcalde, y José Luis Rodríguez Zapatero en el Gobierno Central, se anuncia la construcción de un nuevo espacio para mejorar la actual con dependencias, ya, obsoletas.

Inicialmente se ubicaba en unos terrenos en la calle Clara Campoamor, junto al Cenatic, que fueron cedidos en el 2009. Sin embargo el proyecto se olvidó con el inicio y desarrollo de la crisis, aunque en 2010, Carmen Pereira, quien ostentara la Delegación del Gobierno, anunciara su puesta en marcha. En 2011 las elecciones municipales trajeron una cambio de color en el Ayuntamiento de Almendralejo.

Con García Lobato como alcalde, y Germán López Iglesias como delegado del Gobierno, el primer edil asegura en 2013 que las obras se iniciarían en 2015. Y es en ese momento cuando, por peticiones de los técnicos del Ministerio del Interior se cambia la ubicación inicial, y el Consistorio aprueba la cesión de los terrenos actuales, en la calle Miguel de Unamuno.

Pero vuelve a pasar el tiempo, y en octubre de 2015 salta a la palestra de la mano de la que era delegada del gobierno, Cristina Herrera. Ésta  anuncia que la comisaría se construirá en 2016, y que el Estado destinaría 3,4 millones de euros (más del doble de lo que finalmente ha gastado) al proyecto. Dinero que se incluiría en los Presupuestos Generales del Estado del 2016. Cabe destacar que este anuncio se hace dos meses antes de la celebración de la convocatoria de elecciones generales, de diciembre de 2015.

Desde entonces, no es hasta el BOE del 15 de diciembre de 2017, con Mariano Rajoy en el Gobierno, cuando se licita su construcción. Con un presupuesto inicial de 1.946.000 euros. Una obra que se adjudica con Pedro Sánchez como inquilino de la Moncloa en julio de 2018. Será la empresa sevillana Germán Gil Senda quien realice los trabajos, por un importe final de 1.277.000 euros, 700.000 euros menos de lo previsto. A finales de septiembre del pasado año comenzaron los movimientos de tierra.

¿Qué ha pasado ahora?
En esta semana y mediante un vídeo en redes sociales, la forma de comunicarse que el alcalde ha decido, ya que no quiere hacer ninguna declaración a los medios de comunicación en los actos a los que asiste, García Lobato aseguraba que la obra se iba a paralizar. Almendralejo al día ha preguntado a la Delegación del Gobierno sobre este asunto y lo ha negado.

Explican que “en estos momentos se está estudiando una modificación del proyecto para incorporar mejoras al mismo. Cuando finalice el estudio, si se decidiera incorporar la modificación y esto supusiera un incremento en el coste del proyecto, se incorporarían los recursos económicos necesarios”. Una versión que coincide con la que el PSOE de Almendralejo aportaba en una nota de prensa.

“Una vez licitada y adjudicada la obra, la empresa contratista detecta determinados fallos en el proyecto (para el que el Gobierno de Rajoy dispuso de cinco años para redactarlo) y reclama supuestas diferencias de precios. La empresa defiende sus intereses particulares y la Administración los generales; y podemos afirmar que se está hablando entre ambas partes para intentar solucionar el problema, aún no resuelto”.

Así las cosas, los operarios se encontraban trabajando en la obra, al menos, hasta el viernes 1 de marzo al mediodía, como se puede ver en la fotografía. En el vídeo, el alcalde asegura que la empresa le ha comunicado que se paraban los trabajos en febrero. Por su parte Lobato en su versión audiovisual (que los socialistas califican de “monólogos de chiste” en los que cuenta “medias verdades o mentiras”) se mantiene en que fue un gobierno del PP quien licitó y adjudicó las obras. Lo primero sí; lo segundo, en base a los datos arriba expuestos, no.

El PSOE acusa al gobierno local del PP de anular el proyecto que los socialistas habían redactado para la nueva comisaría, y de “tardar cinco años en redactar uno nuevo para la nueva ubicación”. Ubicación en la calle Unamuno en donde se construyó un parque que con el inicio de los trabajos tuvo que ser levantado. Los socialistas preguntan al equipo de gobierno cuándo será repuesto.