Inicio Actualidad La legislatura se cierra con la protesta de Hormigusa

La legislatura se cierra con la protesta de Hormigusa

Conenración esta mañana en la puerta del ayuntamiento. Foto: ©Almendralejoaldía

Lo habían anunciado por redes sociales y habían convocado a la ciudadanía a una concentración hoy a las 11 horas en el Ayuntamiento. Alrededor de unas 40 personas han respondido a esta llamada de un grupo vecinal preocupados y en contra de la venta de la parcela de 4.500 metros cuadrados de Hormigusa por 24.250 euros.

Tras reunirse en la puerta del Consistorio han subido para hacer acto de presencia en el último pleno de esta legislatura que sólo contaba con un único pleno en el orden del día: aprobar el acta anterior. Tras corregir una aclaración por parte de la portavoz socialista, Piedad Álvarez, el alcalde en funciones, José García Lobato, ha cerrado la sesión y los concejales del equipo de gobierno se han marchado.

El colectivo vecinal ha intentado hablar con el primer edil, pero sin éxito. Su portavoz, Víctor Asuar, ha indicado que los terrenos que se han enajenado “son muy importantes para el crecimiento de Almendralejo”. Ha pedido al equipo de gobierno en funciones que dé marcha atrás en esta venta que consideran se ha hecho “con oscurantismo y sin publicidad”.

Iniciativa Ciudadana por Almendralejo, Icalm, ha presentado esta mañana un recurso de reposición contra el acuerdo de la junta de gobierno local. Su presidente, Fernando Bote, ha explicado que se basan en las “innumerables irregularidades del expediente”.

Una de ellas es que exigen al comprador edificar en el plazo de un año, cuando el suelo es rústico o no urbanizable. Además de que se ha hecho la compra con IVA cuando este tipo de suelo está exento del impuesto.

En cuanto a la valoración de los terrenos afirman que “no existe ningún propietario que ofrezca otros colindantes en los precios de valoración de esta licitación”. Y hace hincapié en que el nuevo Plan General Urbano modifica la calificación de los terrenos a suelo dotacional de uso público, una cuestión que se conoce puesto que ya se ha aprobado de forma provisional en cuatro ocasiones.

Icalm señala que en el expediente no figura un informe del secretario del Ayuntamiento, y asegura que es preceptivo y “hubiese detectado que era necesario argumenta la motivación del contrato”, reza en el recurso interpuesto.

Icalm pide a la nueva corporación que revise el expediente de contratación y paralice la venta de Hormigusa. Bote cree que aún se puede dar marcha atrás, se hayan firmado o no las escrituras, puesto que, en su opinión por todos estos argumentos, la venta es nula de pleno derecho.