José María Ramírez el día de la toma de posesión de la Alcaldía tras la moción, rodeado de sus concejales (excepto la segunda por la izquierda)

En Almendralejo también ocurrió. Fue en julio del año 2000. Y también estuvo liderada por los socialistas que echaron de la Alcaldía al Partido Popular. Fue José María Ramírez Morán quien presentó la única moción de cesura, vivida a nivel local, contra Javier Fernández Perianes. Tanto populares como socialistas contaban con 10 concejales. El voto a favor de Izquierda Unida tuvo la llave al poder, que después revalidaron en las elecciones de 2003 y 2007 respectivamente con mayoría absoluta (12 y 14 concejales respectivamente).

La moción de censura televisada y radiada que hemos vivido en esta semana, presentada por el socialista y ya presidente del Gobierno Pedro Sánchez, contra el popular y ex presidente Mariano Rajoy, nos invita a retrotraernos 18 años atrás en la ciudad. ¿Qué ocurrió en Almendralejo?

Las elecciones municipales se habían celebrado el 13 de junio de 1999. Ambos partidos consiguieron 10 concejales, e IU uno, Miguel Cansado. Sólo 50 votos de diferencia dieron el bastón de mando a los populares. Al frente del equipo de gobierno, Javier Fernández Perianes. Recibió 10 votos de los suyos. En ese momento era José García Bote la cabeza de cartel. Obtuvo nueve votos, todos los de su grupo menos el suyo. Según recoge el cronista oficial de Almendralejo, Francisco Zarandieta, García Bote votó en “abstención en protesta porque la votación no fue secreta”. IU también se abstuvo.

Apenas les duró un año la victoria, puesto que el 22 de julio del 2000 el Ayuntamiento se revolucionó. Los motivos que llevaron a los socialistas a presentar la moción fueron la mala situación económica y el bloqueo político. Pero la mala relación de Izquierda Unida con su líder en ese momento era un secreto a voces, y por lo tanto no estaba predispuesto a tenderle la mano. Un hecho similar que se ha dado años después en la Asamblea regional. Así las cosas, el PSOE local puso a otro candidato a la Alcaldía, José María Ramírez Morán, entonces el número 2 en la lista.

“Se hizo todo de manera muy discreta porque nadie se imaginaba lo que iba a pasar”, cuenta Ramírez Morán a Almendralejo al día. Reuniones, llamadas y guiños a los verdes hicieron que la moción prosperara. El mismo día en que José Luis Rodríguez Zapatero ganaba la secretaría general del PSOE en Ferraz. Una vez en el poder, García Bote dimitió y un concejal del PP pasó al grupo mixto. El edil de IU, Miguel Cansado, ocupó el resto de la legislatura las competencias de Obras y Urbanismo.

Pleno tranquilo
“Supongo que a Fernández Perianes no le sentó bien, pero tanto en el traspaso como en las relaciones posteriores fue un caballero que asumió la situación”, asegura Ramírez. Ese pleno que ahora se diluye en la memoria, estuvo abarrotado. Incluso se restringió la entrada a dos personas por medio de comunicación. Había mucha expectación. Sin embargo Ramírez señala que fue tranquilo, lejos de la sesión bronca que hemos vivido a nivel nacional, y de la crispación y tensión que se palpa actualmente en las sesiones plenarias ordinarias. “Siempre nos llevamos bien Javier y yo, tanto personal como políticamente”, apostilla Ramírez.

Almendralejo ha sido y sigue siendo un oráculo en las elecciones. Muchos medios a nivel nacional se han hecho eco año tras año electoral de los resultados municipales. Pues quien llegaba al Palacio de Monsalud, recalaba comicios después en la Moncloa. Siempre el mismo color político a nivel nacional y local han gobernado en las dos últimas décadas. Hasta ahora.