Inicio Actualidad La parcela de Hormigusa pasaría de suelo rústico a dotacional con el...

La parcela de Hormigusa pasaría de suelo rústico a dotacional con el nuevo PGM

Imagen incluida en el nuevo PGM de la parcela de Hormigusa.

La noticia que publicó Almendralejo al día en exclusiva, sobre la venta de la parcela de Hormigusa por 24.250 euros para instalar allí una gasolinera, sigue en boca de todos los almendralejenses que no salen de su asombro al conocer el precio de esta finca de San Marcos de 4.500 metros cuadrados.

Un precio tasado por el jefe de servicio de urbanismo, según recoge el informe de valoración de los terrenos, a poco más de cinco euros el metro cuadrado. Su valoración se hace en función de la calificación de esta zona en el planeamiento urbanístico vigente, es decir, que se trata de suelo rústico. Sin embargo, en el nuevo PGM está contemplado un cambio de calificación a urbanizable para dotación pública.

Una cuestión que el actual equipo de gobierno en funciones debe conocer, puesto que llevan trabajando en la redacción del texto desde que comenzaron a gobernar en el año 2011. Esto significa que la agrupación de fincas del Cabezo de San Marcos se quería destinar para el uso y disfrute de todos los almendralejenses y su interés general, y no privativo.

Según la revista de urbanismo www.reurbanismo.es, el suelo dotacional es “una de las previsiones más importantes del planeamiento urbanístico, dado que son suelos destinados a usos y servicios públicos”. El abogado especialista en Derecho Urbanístico, Alejandro J. Criado, explica que “los suelos dotacionales pueden considerarse “el esqueleto de la ciudad”, siendo necesarios para el desenvolvimiento de la vida en sociedad de los ciudadanos, que no sólo requieren una vivienda, sino también zonas verdes para el ocio, suelos destinados a calles y avenidas para su movilidad, suelos destinados a equipamientos educativos como son colegios y universidades para la educación o suelos destinados a equipamientos sanitarios para ambulatorios y hospitales para la salud”.

Fechas
También está habiendo algo de confusión con las fechas. En el pasado pleno del mes de marzo se llevó por urgencia la inclusión del terreno de Hormigusa en el inventario de bienes municipales. A pesar de las dudas del grupo municipal socialista por el modo de presentarlo por esta vía de urgencia tras diez años desde su permuta, dieron el visto bueno a su inclusión en el catálogo, no a su venta de la que nada se sabía en ese momento. Sólo un día después, el 26 de marzo, el concejal de Urbanismo, Luis Alfonso Merino, y no el de Patrimonio, Francisco Lallave, realizó un informe en el que exponía los motivos, fundamentalmente económicos, para poner a la venta la parcela.

Desde entonces el proceso de venta ha sido rápido. En apenas dos meses se ha resuelto todo. El 24 de mayo, el viernes antes de las elecciones, se celebró la mesa de contratación a la que se presentó una única oferta, y que también estuvo presidida por Merino, y no por Lallave como se puede comprobar en otros expedientes de enajenación de terrenos públicos publicados en la Plataforma de Contrataciones del Estado. Es el pasado jueves 30 de mayo cuando la junta de gobierno local aprobó su enajenación. Los socialistas se quejan de la nula publicidad que se le ha dado al proceso, así como de incluir su licitación en secciones poco habituales.

Por su parte el presidente de ICALM, Fernando Bote, quien además participó activamente en la redacción del PGM que se quiere aprobar con el gobierno socialista, señala que no duda de la legalidad del proceso, aunque sí lo califica de “estupidez”. Espera que el nuevo equipo de gobierno anule esta venta y “pueda revertir la adjudicación provisional, antes de convertirse en definitiva y culminar la venta”. En caso de no ser así, anuncia que su partido recurrirá este acuerdo