Inicio Blog Las tiras de colores

Las tiras de colores

Podemos llamarlas así de forma coloquial, pero su verdadero nombre es Kinesiotape o Vendajes Neuromusculares. Se diseñaron a finales de los años 70 en Asia por el Dr.Kenzo Kase pero no llegaron a Europa hasta finales de los años 90.

Son unas vendas elásticas, hipoalergénicas y de algodón que se pueden mojar. Son adhesivas y elásticas sólo en su sentido longitudinal. No tienen impregnado ningún medicamento, su efecto sólo es físico y dependiendo del efecto que queramos conseguir podemos aplicar más o menos tensión.

Se diferencian de otros vendajes en que estos no inmovilizan la zona, permiten la movilidad, ya que el movimiento y la actividad muscular son imprescindibles para mantener o recuperar la salud.

Sus efectos son:

Circulatorios. Al aplicar la venda aumentamos el espacio subcutáneo donde están los capilares arterio-venosos y linfáticos y los receptores sensitivos. Esto permite restablecer la circulación sanguínea y la evacuación linfática.

Analgésicos. Con las tiras producimos unos pliegues en la piel que separan la epidermis de las fascias y así se liberan unos receptores cutáneos, de esta manera además del aumento de circulación en la zona se produce analgesia.

Neuromecánicos. Conseguimos un efecto sobre el músculo, pudiendo aumentar o disminuir su tono muscular, en función de cómo apliquemos la tira. La duración de estos efectos es de aproximadamente unos 4 días, siendo su efecto máximo a las 24 horas de su aplicación.

En general el efecto es independiente del color pero en Oriente se utilizan como cromoterapia, de tal manera que usan colores fríos para inhibir y cálidos para estimular los tejidos.

Para su colocación se debe conocer la anatomía y biomecánica del cuerpo, por lo deben ser aplicadas por un profesional y no por quien no posea los conocimientos necesarios.

Podemos usarlas como complemento en tratamientos musculares, ligamentosos, para corregir una posición articular, para ayudar al drenaje linfático y en casos de hematomas.

Está contraindicado en casos de trombosis, carcinomas, heridas, reacciones alérgicas y embarazo. Debemos tener en cuenta que estos vendajes se aplican como complemento a un tratamiento de fisioterapia previo.

Cada vez buscamos menos la inmovilización completa de una zona, a no ser que sea necesario, como en una fractura. Estas tiras de colores nos ayudan a la recuperación de la lesión ya que el movimiento es vida.