Inicio Actualidad “Lo que pasa aquí es para vivirlo, no para contarlo”

“Lo que pasa aquí es para vivirlo, no para contarlo”

Calle Condesa Torreseca con el inmueble en donde convivían las dos familias.

Calma tensa esta mañana en la calle Condesa Torreseca. Que sube de una de las entradas del parque de Las Mercedes hacia San José. Poca gente en la calle. Sólo un par de vecinos de una casa cercana a donde se produjo ayer la reyerta, que se saldó con un herido de hacha en la cabeza, un joven de 28 años. “Lo que pasa aquí es para vivirlo, no para contarlo”, responden cuando se les pregunta sobre el altercado en el que participaron alrededor de 50 personas de nacionalidad rumana. Un enfrentamiento entre dos familias.

Cuentan que el foco de conflicto se sitúa en una casa blanca de dos plantas que hace esquina. Enfrente de la única tienda de alimentación de la calle. “¿Cuánta gente vive ahí?”, nos interesamos. “Ni se sabe”, dicen sinceros. Durante el tiempo que pasamos en la calle vemos asomarse al balcón a varios adultos y muchos niños. Una de las familias implicadas en el suceso ha abandonado el domicilio, según ha asegurado la delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, “para evitar males mayores”, quien ha calificado lo sucedido de “alarmante”.

Los vecinos cuentan que la pelea de anoche, que se desencadenó sobre las 22 horas, viene de atrás. “El otro día ya se pelearon pero no terminaron, y ayer continuaron”. Un conato de disputa originada, al parecer, por una extorsión.

“Hace dos semanas también se pelearon, le dieron un puño a uno, cayó hacia atrás y se dio con el bordillo en la cabeza. Vino la ambulancia y se lo llevó”, relata este vecino. Otro suceso que hace que lo tomen casi con cierta naturalidad, pero con cansancio. “Nadie hace nada”, se queja.

“Hace dos semanas también se pelearon, le dieron un puño a uno, cayó hacia atrás y se dio con el bordillo en la cabeza”

Creen que los pisos en los que se alojan están embargados por los bancos. “No entendemos por qué no vienen a echarlos. Además tienen enganchada la luz. Si pasas a mi patio verás el cable”. Evidencias con las que conviven día a día. Igual que con la música alta o las reuniones de decenas de ellos en la esquina bebiendo cerveza. Piden civismo. “Vente entre las dos y las tres. No podemos dormir ningún día”.

Pero la reyerta no terminó con la herida de hacha, sino que familiares del agredido (que fue trasladado al hospital Tierra de Barros con pronóstico grave pero fuera de peligro) quisieron venganza y arremetieron contra la familia agresora. Estos salieron a correr, escondiéndose en el parque y en su casa. Utilizaron todo tipo de enseres y mobiliario para romper la puerta. También valían las patadas.

La Policía socorrió a una mujer embarazada que se encontraba en el domicilio 

Los que estaban en el interior huyeron, pero dentro quedó una chica embarazada que no pudo escapar y tuvo que ser la Policía quien interviniera para socorrerla. Debido a la masificación de la peleo y el estado in crescendo en el que se encontraba, tuvieron que intervenir Policía Local, Nacional (también patrullas de Badajoz) y Guardia Civil.

Las causas se están investigando e instruyendo diligencias que siguen abiertas para determinar responsabilidades. Aún no ha habido detenidos.