Inicio Actualidad Lobato, Lallave y Bravo testificarán el 23 de noviembre por no facilitar...

Lobato, Lallave y Bravo testificarán el 23 de noviembre por no facilitar información a la oposición

La bancada popular en el pleno de hoy con la ausencia notable de José Antonio Regaña

El alcalde, José García Lobato, y los concejales, Juan Daniel Bravo y Francisco Lallave, testificarán el próximo 23 de noviembre en el juzgado de instrucción número 1 de Almendralejo. Lo harán como investigados por la querella que les interpuso el PSOE de Almendralejo por no facilitarles la información que requerían al equipo de gobierno.

Al caso, que se encuentra en la fase de diligencias previas, se ha personado también la Fiscalía, según ha anunciado la concejala Piedad Álvarez. Los denunciantes, en este caso los ediles socialistas de la oposición, están citados mañana 30 de noviembre para ratificar su denuncia.

Los tres cargos públicos está acusados de un delito denominado “contra ejercicio otros derechos cívicos por función pública”, tipificado en el código penal en el artículo 542 con “inhabilitación para el empleo o cargo público por tiempo de uno a cuatro años”. Así lo establece por “impedir a sabiendas a una persona el ejercicio de otros derechos cívicos reconocidos por la Constitución y las Leyes”.

En reiteradas ocasiones la oposición se ha quejado de las trabas que el equipo de gobierno pone a la hora de facilitarles información, tanto a peticiones como en las comisiones informativas. La portavoz socialista, Piedad Álvarez, aseguró que tienen más de una veintena de peticiones sin contestar.

José Antonio Regaña
Para García Lobato es el segundo caso en el que está siendo investigado, tras ser llamado a declarar el pasado enero por el juez Manuel García Castellón, en la Audiencia Nacional, por el caso Púnica. Precisamente hoy ha declarado en calidad de investigado el edil José Antonio Regaña, tras acudir como testigo el pasado día 8 de octubre dentro del caso Cofely. La Fiscalía le atribuye posibles delitos de fraude, revelación de secretos y cohecho.

A él y a Cofely ha habido varias alusiones a lo largo de todo el pleno por parte de la concejala portavoz del PSOE, Piedad Álvarez. Algo a lo que el equipo de gobierno no ha respondido. A preguntas de los periodistas, el alcalde, en su habitual valoración del pleno, ha reiterado que “hay un procedimiento en fase de instrucción y lo que yo tenga que decir se lo tengo que decir a un juez”.

Lobato ha manifestado que habrá “a quien le parezca bien o mal, es su criterio”, y subraya que es todo lo que tiene que decir sobre la causa en la que está siendo investigado por posibles delitos de cohecho, fraude, revelación de secretos y tráfico de influencias, en un supuesto amaño de un contrato de eficiencia energética a la empresa Cofely.