Lola Preciado, Antonio Morán, Víctor Gil y Sebastián Vaquero. Foto: ©Almendralejoaldía

Faltan un par de semanas para que concluya el programa de Social Media, Marketing Digital y Emprendimiento que la Fundación Incyde, el Fondo Social Europeo y el Ayuntamiento de Almendralejo iniciaron en abril con 25 participantes. Todos empresarios y emprendedores con la necesidad y las ganas de darle un impulso a su negocio para atraer más ventas desde cualquier parte del mundo.

Un curso del que destacan las sesiones individuales en las que han podido trabajar punto por punto y de manera concreta en sus empresas o ideas y dar un giro a la forma de vender sus productos abriéndoles una ventana sin horizontes en Internet, enseñándoles a manejar las redes sociales, elaborando presupuestos y a seguir una estrategia.

Las personas participantes son de negocios variopintos; algunos que están arrancando y otros centenarios. Hemos querido hablar con cuatro de ellos para que nos cuente sus impresiones, por qué decidieron inscribirse y qué les aportará a su crecimiento todo lo que han aprendido.

ANTONIO MORÁN- JOYERÍA CRYSOL

“Hoy o estás en Internet o no existes”

Hace cuatro años que Antonio Morán, propietario de la Joyería Crysol, trasladó su negocio a uno de los lugares más transitados de la ciudad, frente a la fuente de Las Ranas, símbolo de celebraciones deportivas. Desde que trabaja en ella ha estado en constante renovación haciendo cursos y acciones comerciales de los diferentes organismos. “Me gusta estar en muchos sitios a la vez”, dice.

Regenta la tienda física desde hace casi 15 años, pero quiere encaminar, de forma paralela, las ventas en lo digital. Aún no tiene página web, pero está en ello. “Es un escaparate más, no a la avenida de la Paz, al mundo”, afirma sin dudarlo. Del programa de Social Media, Marketing Digital y Emprendimiento ha aprendido a saber desenvolverse en Internet que lo califica como una “vorágine”. Ha adquirido las herramientas necesarias para controlar sus redes sociales o página web, que quiere inaugurar en breve.

“Hoy o estás en Internet o no existes”. Es el principal argumento que le motivó a decirse a abrir su negocio on line. Algo que recomienda a sus colegas empresarios para seguir creciendo. De los compañeros del curso asegura que ha aprendido de todos, por ser un grupo muy heterogéneo.

VÍCTOR  GIL- CHANGE VISION

«En este programa encontramos respuestas”

El modelo de negocio de gafas que ideó Víctor Gil aúna las líneas económica y solidaria. Los clientes tienen la posibilidad de comprar unas gafas en Change Vision (Francisco Pizarro) e ir abonando mensualmente una cuota fija y cambiarlas por otras nuevas al año y con todas las reparaciones o incidencias cubiertas en esos doce meses.

Una idea novedosa que derivó en un proyecto solidario con la Fundación Barraquer. “Las gafas que el cliente ha estado utilizando todo un año, y que están en perfectas condiciones, se entregan a la Fundación” y son reutilizadas por personas que las necesitan en países desfavorecidos.

Víctor cuenta que le animaban a exportar su idea a otros puntos de España y así nació “Visión solidaria” para llevarlo a otras ópticas.

Para Gil el programa de la Fundación Incyde es fundamental para su proyecto para “ponernos las pilas y tener la mente muy abierta”. El empresario destaca la mentorización de los profesores en el acompañamiento de su línea de negocio. “Me irá bien, cómo puedo hacerlo… esas preguntas son difíciles de contestar y en este programa encontramos respuestas”, añade.

Señala que por su horario dispone de poco tiempo y por tanto las sesiones individuales adaptadas le han sido de mucha ayuda para compaginarlo todo en estas siete semanas. “En mi caso el proyecto ya lo tenía iniciado y se han basado en darle mayor fortaleza, buscar soluciones a mis puntos débiles,  marcar una estrategia para potenciar los fuertes”, explica Víctor quien hace hincapié en la experiencia,  profesionalidad y apoyo constante del profesorado.

LOLA PRECIADO-ONE DAY BY LOLA

“Estaba paralizada y ellos han hecho que tome acción”

Lola Preciado detectó un nicho de negocio en la organización de bodas, por lo que tras trabajar en un salón de celebraciones diseñando y preparando todo tipo de eventos, decidió formarse como wedding planner con los mejores a nivel nacional. A finales de 2018 decidió emprender y ofrecer servicios de organización completa de bodas (en el que acompaña a las parejas durante todo el proceso), decoración de espacios, coordinación del “gran día” (el más contratado a un mes de la fecha elegida) y búsqueda de proveedores.

“Estaba preparando mi web y había muchas cosas que no sabía hacer”, cuenta. Un día de bloqueo, dice, le llegó un correo con una información del programa de Social Media, Marketing Digital y Emprendimiento. “No me lo pensé”, señala la joven empresaria.

Está convencida del lema “si no estás en Internet no existes”, puesto que su modelo de negocio se mueve fundamentalmente por redes sociales. “Me he dado cuenta a raíz del curso de que Facebook no utilizamos ni el 20 por ciento”, y añade que si no analizas y estudias sobre tus seguidores “no tienes nada. “Me han enseñado a llevar una estrategia para lanzar e impulsar mi negocio”, dice. Lola es consciente de que está arrancando y quiere afianzarse y darse a conocer en Tierra de Barros para después dar el salto a otras ciudades.

Está contenta porque en la ciudad se están contratando “cada vez más” este tipo de servicio. Lola también destaca las tutorías individuales que les han ayudado “muchísimo” y los mentores que “se implican mucho”. Es consciente de que no va a ser con lo aprendido un community manager pero reconoce que ella “estaba paralizada (parálisis por análisis) y ellos han hecho que tome acción”.

SEBASTIÁN VAQUERO- AINE DRON

«Las redes sociales son buenas para darte a conocer y no limitarte»

Sebastián Vaquero ocupa en la actualidad uno de los despachos del Centro de Innovación Empresarial. Se encuentra en la fase inicial de su negocio sobre fotografía y vídeo profesional con drones, encaminado al trabajo de documentales, televisión, noticias o películas. Quiere arrancar en esos ámbitos pero sabe que el mercado con drones es muy amplio.

Sebastián siempre ha sido un apasionado de la fotografía, a punto de ganar importantes certámenes. Su vida laboral discurrió por otra vía hasta que le dieron el empujón a lanzarse a lo que siempre le había gustado. A sus 55 años, desde el verano pasado lleva documentándose y formándose en robótica y diseño gráfico porque “cuando hago una cosa quiero ser siempre el primero”, apunta tajante.

Admite que es “reacio” a las redes sociales y por eso se decidió a cursar el programa de Social Media, Marketing Digital y Emprendimiento para extraer lo mejor y aplicarlo a su empresa. “En lo profesional son buenas para darte a conocer y no limitarte a Almendralejo”, dice Sebastián, quien tiene la intención de abrir su empresa a nivel nacional. Tiene expectativas de contratar a más personal en diferentes tareas como la comercial o de redes sociales.

Todos los contenidos del curso le han servido para afianzarse y avanzar en nuevas etapas de su proyecto. Su intención es cerrar un producto o servicio para comenzar a buscar clientes puesto que “quiero destacar por la calidad”.

NOTICIAS RELACIONADAS

Efrén Miranda de Fundación Incyde: «Ayudamos a transformar tu empresa digitalmente»