Inicio Actualidad Los vecinos advierten de que el incendio de hoy puede repetirse por...

Los vecinos advierten de que el incendio de hoy puede repetirse por el estado de abandono de la zona

Matorrales que sobresalen a lo largo de toda la calle. Foto: ©Almendralejoaldía

Hacia las 13.30 una gran columna de humo se apreciaba casi desde cualquier punto del centro de la ciudad. Una nave con entrada por la calle Lobón, paralela a la carretera Santa Ana, ardía tras propagarse un pequeño incendio que, al parecer, se había originado fuera, en los matorrales que la cercan.

Los bomberos se acercaban hasta el lugar de los hechos para sofocar el incendio del que sólo ha habido que lamentar daños materiales. Según uno de los bomberos que allí se encontraban ha indicado que se han quemado un coche, un tractor y dos remolques. La Policía Local también ha estado en el lugar del incendio que no ha tardado en ser extinguido.

Calle Lobón. Foto: ©Almendralejoaldía

Un vecino que allí se encontraba se lamentaba de lo sucedido y advertía de que podía volver a ocurrir lo mismo debido al estado de abandono de la zona. Denunciaba que a ambos lados de la vía, de tierra y sin asfaltar, está inundada de matorrales de gran altura y en abundancia que pueden arder fácilmente con una colilla mal apagada.

La calle Lobón se encuentra próxima a la calle Alberca y San Marcos. Difícil saber su nombre pues la rotulación está completamente rota. Una zona degradada, a escasos metros del centro de Almendralejo (a 600 del Ayuntamiento), y sin urbanizar. “Decidle al alcalde, al que sea, que nos arregle esto”, suplicaba el vecino. Teme que algún día ocurra algo más grave y el fuego llegue a unos depósitos ubicados en esa misma esquina, a pocos metros del incendio de hoy, y repercuta en sus viviendas de la carretera Santa Ana.

A finales del pasado mes, el actual alcalde en funciones, José García Lobato, firmaba un bando en el que ordenaba limpiar los solares en los que “se acumulan gran cantidad de hierbas y matorrales”. En el bando se explicaba que esto supone un “grave riesgo para salud y seguridad de las personas por la proliferación de plagas de animales transmisores de enfermedades y por el inminente peligro de incendio”. Sin embargo a nivel municipal no cumplen con estas mismas normas.