Inicio Actualidad Mañana de revuelo en la calle Miajadas tras el incendio

Mañana de revuelo en la calle Miajadas tras el incendio

Vivienda de la calle Miajadas donde anoche se producía el incendio. Foto: ©Almendralejoaldía

Todas las personas que hoy han pasado por la calle Miajadas han levantado la vista para observar con asombro la huella del incendio que anoche se produjo en el segundo piso del inmueble número 4. Una gran marca negra deja en evidencia dónde se produjeron los hechos. Los vecinos no hablaban de otra cosa.

Algunos vivieron la escena, otros la han visto a través de la prensa y a otros se la han contado. En cualquiera de los casos, alaban la valentía de la joven de 21 años que se arrojó al vacío para que no le alcanzaran las llamas que salían del comedor de su casa. Una imagen grabada en vídeo que hoy ha abierto informativos a nivel nacional y regional. Algo que muchos han calificado de “puro morbo”.

La joven víctima se encuentra bien y, según el parte del 112 Emergencias, fue atendida en el hospital Tierra de Barros con fractura de codo. Fue su hermana y otros dos jóvenes quienes le ayudaron a amortiguar el golpe y por tanto salvar la vida. Un testigo presencial cuenta a Almendralejo al día que todo sucedió muy rápido y que ella actuó con valentía. Tampoco quiso deshacerse de su perro con quien saltó desde el balcón.

Como consecuencia del incendio resultaron afectadas 12 personas, dos de ellas heridas y 10 intoxicadas por humo, dos de ellos policías locales. Afortunadamente todo se resolvió sin heridos graves y sólo con daños materiales. La rápida intervención de los bomberos así lo permitió. De hecho hoy, y en una nota de prensa, el Ayuntamiento agradece a todos los efectivos que participaron tanto en la extinción del incendio como en el rescate que, en palabras del jefe del parque de Almendralejo, Domingo Durán, fue “complicado”.

La tienda de alimentación y la agencia de seguros que se ubican justo debajo del bloque de viviendas hoy era un trasiego de gente hablando del mismo tema y de periodistas preguntando por lo ocurrido. Todos se conocen en el barrio. Se sorprendían del revuelo mediático que se ha originado desde anoche. Incluso algunos reprochaban el hecho de que el suceso se hubiera parecido más a  un espectáculo con tantos móviles grabando. Otros echaron de menos algo más de ayuda por parte de esos espectadores improvisados que se dedicaron, únicamente, a fotografiar y grabar lo ocurrido, mientras los más solidarios intentaban socorrer a la joven para que saliera ilesa, como finalmente ha sucedido.