Inicio Actualidad El mercado de las Mercedes es “definitivo”, según González Jariego

El mercado de las Mercedes es “definitivo”, según González Jariego

El concejal responsable del mercado municipal, Carlos González Jariego, ha reconocido que el traslado de la plaza de abastos del centro a las Mercedes se hizo con carácter “definitivo”, y que su construcción se llevó a cabo “atendiendo a las necesidades que tenían” los empresarios. Asegura que en reuniones con los vendedores siempre se les ha mantenido al tanto de la situación y recuerda que el cambio de ubicación se realizó por una obligación normativa.

“Nosotros les ayudaremos en todo lo que podamos”, ha dicho González Jariego, que culpa a la crisis de la bajada de las ventas, y no al cambio de ubicación como muchos comerciantes de la plaza achacaban en el reportaje que publicó Almendralejo al día, y en el que manifestaban sentirse engañados. La mudanza se produjo en el verano de 2012, y en principio con carácter temporal, para un año o dos. Ya llevan cinco años y cinco meses.

Antonia, de la carnicería Daniel, cuenta que una vez que entraron en el nuevo edificio, “comprendimos que esto no iba a ser por un tiempo”. Algo que el propio concejal ha ratificado hoy, aunque con la puerta abierta a un nuevo cambio si en un futuro le ofrecen la posibilidad de cambiarse cuando se ejecute el proyecto de la plaza del mercado, que aún no se ha presentado, “como a cualquier otro empresario de la ciudad”.

El concejal popular ha añadido que los comerciantes siempre han condicionado su traslado al mercadillo, queriendo que se celebre de forma aneja a sus puestos. “Nosotros nos comprometemos a que el mercadillo seguirá allí. La idea fue acertada y está funcionando bastante bien”. Por lo que el mercadillo se seguirá celebrando donde lo hace cada viernes.

Mejoras
Tan definitiva es la ubicación la plaza de abastos municipal en su actual instalación, que desde el Consistorio van a llevar a cabo una serie de medidas para mejorar sus servicios. Se va a realizar una inversión por valor de 40.000 euros que se gastarán en cestas de la compra (actualmente los clientes sólo pueden disponer de carros), consigna, un stand de atención al público y mejoras de eficiencia energética. También se van a llevar a cabo jornadas de cocina en vivo con los productos que allí se venden. Todo con la intención de fomentar la compra.