Inicio Actualidad Monago apoya a Lobato que espera “revalidar la confianza” en la municipales

Monago apoya a Lobato que espera “revalidar la confianza” en la municipales

De izquierda a derecha José Antonio Monago, José García Lobato, Víctor Píriz, número uno en la lista al Congreso y Bibiano Serrano, coordinador general del comité electoral provincial. Foto: ©Almendralejoaldía

Con casi 45 minutos de retraso ha llegado a un local de la calle Tajo (en la zona del Pío XII) el presidente del Partido Popular de Extremadura, José Antonio Monago, para arropar y presentar como candidato a la Alcaldía de Almendralejo, de nuevo, a José García Lobato, actual regidor. Un local que casi han llenado algo más de cien personas, y que el propio Lobato ha calificado como “talismán”.

Ha comparado al partido con este espacio dedicado a fiestas y celebraciones, señalando que es “normalito, bastante humilde, donde entra y sale todo el mundo de la barra y donde os servimos nosotros”. Así ha iniciado García Lobato un discurso que ha desvelado se ha preparado esta mañana mientras sus hijos hacían los deberes del colegio y su mujer trabajaba. Y que ha concluido asegurando que espera “revalidar” su mandato, por tercera legislatura consecutiva, con la confianza de su equipo, del partido y de los almendralejenses.

Ha reconocido que le ha sido “bastante difícil” tomar la decisión de volver a presentarse como candidato. “El parto nos ha costado”, ha bromeado dirigiéndose a Monago, que se situaba detrás de él. Ha desvelado que estos ocho años le han “desgastado mucho” y que ha necesitado “poner las cosas en una balanza”.

En sus 25 minutos de exposición no se ha referido por su nombre en ningún momento a su principal rival en las elecciones municipales, el socialista José María Ramírez, de quien considera que ha dado el paso de presentarse “a medias, porque toca, porque me lo piden”. Y critica que lo haga “con tranquilidad” porque en caso de perder, Ramírez sigue “teniendo mi puesto donde lo tengo y por la tarde dando clases”, ha señalado.

Considera que con Ramírez “ya sabemos cómo va a salir el plato” porque es “el mismo cocinero” y “la receta es la misma”. También ha hablado de Ciudadanos con quien se muestra dudoso y con muchos interrogantes. Les ha preguntado “qué vas a hacer con tu voto y tus apoyos si los tiene”, además de cuáles son sus propuestas o con quiénes están dispuestos a pactar. De VOX ha dicho que hay muchas maneras de sentirse patriótico que no tienen que ser con una bandera y dándose golpes en el pecho. A los partidos de izquierda ha preferido no referirse porque “no entran en mi concepto de vida y del concepto del ser humano”. Ha señalado que le costaría mucho llegar a acuerdos con “esos Podemos o esas otras opciones”.

Ha agradecido a su equipo de concejales que hayan trabajado con él en estos años cuando era “un perfecto don nadie” y se pusieron de su lado. También a sus compañeros de partido, de otras poblaciones que se han desplazado hasta Almendralejo para apoyarle. “Cada uno de vosotros me da fuerza y esas ganas de reafirmarme en el compromiso que tomé en 2011”. Un compromiso que ha renovado con el apoyo de su mujer, presente en el acto, y porque “el proyecto tenía que seguir”, algo que considera es una “gran responsabilidad”.

“Me enamoró”
El candidato popular ha recordado cuando “quemó las naves” y dejó de trabajar en la empresa privada, a la que ha nombrado en varias ocasiones, para presentarse como candidato a la Alcaldía en 2011. Lo hizo por que el proyecto de Monago “me enamoró”. Una vez consiguieron la victoria, José García Lobato señala que el primer proyecto que pidió al entonces presidente de la Junta fue el regadío de Tierra de Barros porque “crea riqueza real”.

Ha hecho un repaso por algunos de los logros de su equipo en estos ocho años de gobierno, que ha calificado como la “legislatura de las pequeñas cosas”. En este caso ha enumerado el campo de césped del polideportivo, la avenida de la Paz, arreglo del entorno de las 300 viviendas, peatonalización de calles, el mercado de las Mercedes, o los proyectos de los EDUSI y otros que “están ahí pendientes de desarrollarse”.

El popular ha defendido la iniciativa privada como generadora de empleo y riqueza en la ciudad, y no lo público dependiente de la administración, donde “cada uno tiene que esforzarse por tener lo que quiere en su trabajo”. Y una manera de hacerlo es apostando por los emprendedores.

En un símil con la Semana Santa y con la hermandad a la que pertenece, el Cristo del Amparo, ha dicho que durante mucho tiempo su equipo ha llevado el paso del “Cristo del paro” y de la “Virgen Morosa”, en relación a los proveedores que “llevaban dos años sin cobrar”. Incluso ha comentado que se referían a él como “Pepe no puedo” porque “durante unos años lo pasamos realmente mal”, aludiendo a la deuda que siempre han sostenido les dejó el PSOE.

Una deuda a la que ha hecho mención José Antonio Monago en su intervención según los datos que le han facilitado de 60 millones de euros. El presidente de los populares ha hablado poco de la ciudad, puesto que ha hecho un discurso en clave nacional y regional con un resumen de todas las medidas que ha anunciaron hasta ahora que llevará a cabo si llega de nuevo a la presidencia de la Junta de Extremadura, como la creación de la Consejería de Agricultura.