Miguel Sánchez, propietario de My Way. Foto: ©Almendralejoaldía

La idea surgió en una charla tras un concierto. El propietario del My Way, Miguel Sánchez, la maduró y mañana jueves la pone en marcha. Se trata de abrir el micro de este pub, situado en la calle Cometa, a todas las personas con inquietudes artísticas que tengan o quieran presentar su número en cualquier disciplina artística: música, magia, monólogos, recitales, teatro… lo que sea. Aquí tienen su espacio, un escenario y el público. El objetivo es sorprender.

No hay un tiempo determinado para cada actuación ni para el show completo. Será improvisado y adecuado a las características de cada participante y cada día. Miguel cuenta a Almendralejo al día que se celebrará el primer jueves de cada mes, y desea que tenga continuidad en el tiempo, incluso que tenga la necesidad de ampliar los días de actuaciones debido a la demanda de artistas. Los participantes solo tienen que inscribirse en el propio bar, por redes sociales o por teléfono.

Miguel anima a todas las personas a participar en este espacio. No hace falta tener un número configurado, se puede montar ex profeso para el pase del micro abierto. No hay un espectáculo similar en la ciudad, y Miguel se fijó en experiencias de otras ciudades en donde sí han tenido buen resultado los pases con micro abierto.

My Way lleva acogiendo conciertos en su sala desde que abriera sus puertas hace 22 años, aunque con la crisis bajó  el ritmo de actuaciones que ahora ha comenzado a recuperar.

Los jueves siempre ha sido el día elegido por este empresario para celebrar actuaciones, y así lo seguirá haciendo para potenciar la cultura de bares que, cree, la gente joven está perdiendo. Un ocio no sólo arrimado a la barra. Este pub almendralejense apuesta por otro tipo de cultura y lo demuestran los conciertos de importantes grupos que por allí han pasado, también con las exposiciones de pintura o fotografía que a menudo se exhiben en sus singulares paredes.

My Way es uno de los pocos establecimientos que acogen conciertos y actuaciones en su interior, fomentando así el gusto por la música y la cultura. Ahora su escenario lo prepara para dar a conocer nuevos talentos.