Inicio Actualidad Ninguna de las cinco salas de apuestas deportivas cumple la normativa del...

Ninguna de las cinco salas de apuestas deportivas cumple la normativa del nuevo decreto- ley

El salón de juego Joker, ubicado en la calle López de Ayala, está a 250 metros del colegio San Roque

El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes un decreto-ley de medidas urgentes para el fomento del juego responsable en la Comunidad Autónoma de Extremadura, que modifica la Ley del Juego de 1998. Especialmente relevante es la regulación de la distancia mínima de los establecimientos de juego de cualquier naturaleza respecto de los centros de enseñanza, además de fijar la distancia mínima entre establecimientos para evitar la concentración de locales de juego.

Así, ha explicado el presidente Guillermo Fernández Vara, se establece que entre los establecimientos y los centros públicos y privados de educación preescolar, centros públicos o privados de enseñanzas educativas oficiales y centros de enseñanza no universitaria y universitaria, la distancia mínima será de 300 metros (de puerta a puerta).

En una rápida búsqueda de los mismos a través de un mapa on line y midiendo las distancias, el salón de juego Joker, ubicado en la calle López de Ayala, está a 250 metros del colegio San Roque y a 260 del centro infantil nuestra señora de la Piedad. Uno de los últimos en establecerse en la ciudad, en la calle Ganaderos, Vive la Suerte, de Orenes, está a 200 metros de San Roque. Un centro que está rodeado puesto que el de Sportium Winner de la avenida de la Paz se encuentra a 260 metros, igual que el nuevo ubicado en la calle Luna, Emotiva, que además ha abierto casi frente a una guardería privada.

La escuela oficial de idiomas cuenta en su misma acera y a 200 metros con el salón Big Play, que se distancia del centro infantil de la Junta en 280 metros.

Por otro lado, la distancia mínima entre establecimientos, en los núcleos urbanos, será de 250 metros (de puerta a puerta). Algo que tampoco respetan los ubicados en el triángulo de la avenida de la Paz, Ganaderos y Luna, que se colocan en apenas cien metros unos de otros.

La aprobación de este decreto-ley, ha explicado Fernández Vara, está motivada por la proliferación de sistemas de apuestas deportivas online, el incremento de establecimientos de juego y la consiguiente alarma social ante el riesgo de conductas adictivas, sobre todo en menores y colectivos vulnerables. Recientemente la Policía Local llevó a cabo una inspección debido a la alarma y preocupación que habían transmitido algunos padres y centros educativos.

Otras medidas
El decreto-ley, ha añadido el presidente, prohibirá el acceso al juego a menores de edad; personas inscritas en el Registro de Limitaciones de Acceso (que voluntariamente soliciten su inscripción); directivos y accionistas de las propias empresas de juego; colectivos implicados en acontecimientos deportivos sobre los que se realice la apuesta; y funcionarios que ejerzan funciones de control e inspección.

El nuevo texto normativo establece un régimen de sanciones cuya recaudación revertirá en asistencia y demás actuaciones en esta materia. También establece la obligación de un control de admisión en la entrada y otorga la función de inspección, vigilancia y control a la consejería competente en esta materia, que es la de Hacienda y Administración Pública, y a la Policía Local la función de autoridad en esta materia.

Por lo que respecta a la publicidad, ésta debe estar regulada por norma estatal, en base a la Constitución, y respetar la protección de menores. Solo la podrán realizar empresas que cuenten con autorización administrativa y no podrá contener imágenes sexistas, xenófobas o discriminatorias.

Además, deberá cumplir con los principios del juego responsable y advertir de que la práctica de juego puede producir ludopatía, así como promover los mecanismos de prohibición en equipaciones, instalaciones, patrocinio o similares de todo tipo de apuestas deportivas.