El británico Ross Jenkin, el guareñense Agustín Bote, y los almendralejenses Darío Alvano y Esther Pizarro se van a embarcar en una aventura que, cuando la cuentan, pocos no se llevan las manos a la cabeza. Aún así no queda más que desearles suerte en el Copa Mundial de Carrera de Orientación en la que van a participar en agosto en Escocia.

Seis días. 500 kilómetros. Pruebas de carreras de montaña, trekking, bici y kayak donde la orientación es el eje central. Y todo en las tierras altas escocesas. Hasta allí se desplazará este equipo, formado por tres hombres y una mujer, desde el 10 al 17 agosto, y donde van a dormir muy poco. Una prueba de aventura, resistencia, técnica, estrategia y sobre todo fuerza mental en la que deben evitar lesiones y fomentar la unión de grupo.

El equipo se ha presentado hoy en el IES Tierra de Barros de Aceuchal, desde donde nace la escuela deportiva Ítaca Aventura. Sus miembros, niños y mayores, entrenan semanalmente la lectura de mapas, carreras a pie, en bici. Pero sobre todo han repetido una y otra vez que se lo pasan muy bien.

Las carreras de orientación y los raids de aventura en Extremadura están en auge. No en vano el director general de Deporte, Manuel Fernández, ha indicado que el objetivo es traer a la región un campeonato mundial, puesto que, a su juicio,  Extremadura es “un lugar idóneo”.

Los cuatro participantes del Itera Scotland 2019 están tranquilos. Siguen con sus entrenamientos planificados por separado durante la semana y en grupo los fines de semana. Almendralejo al día ya habló con Esther cuando se alzó con el campeonato absoluto femenino en pruebas de orientación. Ahora se embarca en otro proyecto para el que le servirá como entrenamiento, dice sin dar importancia, un Iron Man que realizará en julio.

Para Pizarro todo se consigue con esfuerzo y constancia. Es el mensaje que ha querido transmitir. “Si eliges el camino fácil llegarás a sitios fáciles”, ha manifestado la deportista que se levanta cada día a las 4.45 para poder entrenarse sin interferir en su vida diaria.

De los cuatro integrantes, tres son extremeños y Ross británico. Ha enviado un vídeo en el que explicaba lo contento que se siente por recibir a sus amigos en su tierra. Una amistad que se forjó en el IES cuando llegó hasta Aceuchal como auxiliar de conversación sin conocoer muy bien el idioma. “Un día me acerqué a él y le invité a un raid”, cuenta Darío. “Yo voy”, contesto Ross sin pensarlo. A partir de ahí y hasta ahora en la que se ve enrolado en una experiencia única.

Éste es el único equipo extremeño que participa en un campeonato de este calibre, y es el único que lo ha hecho hasta el momento desde que comenzaran este tipo de pruebas de orientación non stop. Para el presidente de la Federación de Orientación, José Antonio Carrasco (Sota), esto es una muestra del buen estado de salud del que goza la orientación en la región.