Inicio Varsoviando Presentación de Varsoviando

Presentación de Varsoviando

Valgan las primeras letras para presentarme, para dar a conocer quién soy, de dónde vengo y dónde estoy; a la pregunta incómoda de adónde voy no sé responder.

Mi nombre es José María Martínez Díaz, pero mucho más conocido como Chema. Natural de Almendralejo,  la fecha de nacimiento me la ahorro para otra ocasión. Después de mi paso por la televisión regional donde hacía lo que más me gustaba del mundo fui a parar a la capital de Polonia, Varsovia. Y aquí sigo después de nueve años que han pasado volando no sin echar de menos cada día a los míos (familia y amigos) y Extremadura.

En ocasiones es duro pero es una decisión propia así que no me quejo, al contrario, creo que echar de menos es la mejor forma de tener presente todo lo que tengo allí y apreciarlo mucho más.
Me imagino que este sentimiento es común a todos los que habéis tenido que estar fuera de casa durante  un periodo largo de tiempo.

Me han dado la oportunidad de contar en este blog las cosas que pasan y no pasan por mi vida o  que pasan a mi alrededor. Escribiendo esta primera entrada observo desde el grandísimo ventanal  de una cafetería caer la nieve, la primera nevada del año; ya sabéis Winter is coming.

Y podemos empezar por aquí con las grandes cosas a las que me enfrento cada otoño-invierno y que condicional mucho la vida por estos lares.

Para alguien del sur puede resultar algo maravilloso, algo genial, divertido pero realmente, cuando pasa todo este efecto, te das cuenta de lo incómoda que puede ser la nieve en la ciudad, a saber: atascos, accidentes, peatones resbalándose, y después de unas horas toda esa masa blanca se transforma en una pasta negra y sucia que acaba por manchar todo. Sin olvidar toda la sal que usan para derretirla y que se queda pegada en la piel de las botas.

Sé que por allí andáis sobrados de sol y buenas temperaturas pero…entendedme también. Hace más de un mes que mi piel no ve el sol y me estoy poniendo de un blanco sepulcral asustante.

Valga de presentación estas letras y os emplazo en breve para contaros cómo son las Navidades por aquí.