Inicio Blog Quiero tener una cintura de avispa

Quiero tener una cintura de avispa

Desde hace unos años, los atletas y entrenadores venimos comprobando los beneficios de las prendas compresivas; os hablo de calcetines, camisetas, mallas, pantorrilleras, manguitos… para la práctica de algunas actividades deportivas como el running, ya que mejoran el rendimiento de la carrera, ayudan a mejorar el retorno venoso e incrementar el riego sanguíneo.

Fisiológicamente los resultados sugieren que la compresión, de igual modo que en la medicina, afecta positivamente a la recuperación de la membrana celular dañada después del esfuerzo físico, además de alterar positivamente la respuesta inflamatoria de los músculos trabajados. La compresión decreciente en reposo hace que, por ejemplo, la sensación de tener las piernas hinchadas disminuya, ayudando también, a reducir los síntomas relacionados al RMT (resentimiento muscular tardío) 24 horas después de haber corrido. Sin embargo, no debemos confundir estas prendas compresivas con las “prendas reductoras que modelan la silueta al instante”

“Waist training” es la nueva moda de hacer ejercicio con una faja abdominal que, según las compañías que las venden, ayudan a trabajar los músculos de la pared abdominal (core) e incrementar la sudoración. Estos corsés simulan un torso tonificado, no obstante, los músculos van perdiendo eficacia porque no están trabajando.

Si sometiéramos a  la persona  a  resonancia magnética con la faja puesta, observaríamos  cómo el hígado, los riñones y la vesícula son empujados hacia arriba. Los intestinos se comprimirían y la caja torácica quedaría por encima de su posición natural. Tengamos en cuenta también que aunque la zona se vea sometida a una elevada temperatura, ya que la mayoría de los corsés incluyen materiales para hacer que el cuerpo sude más; los líquidos son recuperaremos fácilmente tras beber agua y no influirá en nada en la pérdida de peso.

Fuente:http://www.chiropractorfrederickmd.com

El entrenamiento con corsé de cintura o, en inglés, tightlacingcorseting o waist training,  es un método popularizado, entre otras famosas americanas, por  las hermanas Kardashian, quienes presumen en las redes sociales de haber reducido centímetros en su contorno, pese a que puede provocar dolor e infecciones urinarias, congestión venosa, problemas respiratorios, estreñimiento y contracturas.

Os invito a la reflexión sobre este tema y os recuerdo que NO se reduce cintura sólo poniéndote una faja o un corsé, sino alimentándote de manera adecuada, realizando entrenamientos metabólicos e interválicos, por ejemplo, junto a trabajos específicos de  core en los que intervendrá la musculatura profunda de tu abdomen.

¿Retrocedemos en el tiempo para rescatar una prenda que consistía en una idealización elevada al extremo de las formas, aportando una apariencia frágil de la mujer?