Inicio Blog Recuperar el IRPF de la prestación por maternidad

Recuperar el IRPF de la prestación por maternidad

Por suerte o por desgracia, últimamente el Tribunal Supremo viene resolviendo favorablemente cuestiones que afectan directamente al bolsillo de los contribuyentes. La alegría inicial de quienes ven en estos pronunciamientos una posibilidad de recuperar ingresos indebidos, se suele traducir luego en disgusto ante las dificultades y la lentitud de la forma establecida para conseguir la devolución del dinero. Al respecto, traemos a colación la Sentencia del Tribunal Supremo nº 1.462/2018, sobre las prestaciones por maternidad y su situación tributaria en el IRPF. Si gusta, el texto completo se puede consultar y descargar en www.poderjudicial.es.

En la citada sentencia el Tribunal Supremo concluye como doctrina legal que “las prestaciones públicas por maternidad percibidas de la Seguridad Social están exentas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas”.

Alcanza a la prestación por maternidad y por paternidad. Aunque la sentencia trata el caso concreto de una madre, entendemos que la fundamentación jurídica es ampliable a la prestación por paternidad. Así lo entendemos siguiendo la interpretación sistemática del propio Tribunal con relación al art. 177 de la Ley General de la Seguridad Social, donde se consideran situaciones protegidas la maternidad, la adopción, la guarda con fines de adopción y el acogimiento familiar. En definitiva, se trata de ayudas de la Seguridad Social para compensar económicamente a las madres y padres durante el tiempo que se interrumpe su actividad laboral para disfrutar del descanso por el nacimiento, adopción, tutela o acogimiento de un hijo.

Qué implica que estas prestaciones están exentas. Pues que los ingresos recibidos de la Seguridad Social durante el tiempo de la prestación por maternidad/paternidad no están sujetos al IRPF y, por tanto, no es necesario incluirlos en la declaración de la renta.

Las personas que antes de la sentencia percibieron estas prestaciones, que las incluyeron en su declaración de la renta y que tributaron por estas cuantías pueden recuperar el dinero. Aplicando la normativa general tributaria, se podría solicitar la devolución desde el año 2014 (cuya declaración se hace en 2015 y, por lo tanto, no ha prescrito). La cuantía a devolver dependerá, primero, del importe de la prestación recibida (generalmente, la cuantía de “Contingencias comunes”; de la nómina, divido entre 30, y multiplicado por el número de días del permiso) y, segundo, del tipo marginal aplicado en la declaración de la renta en cada caso.

El procedimiento habitual para pedir una devolución de ingresos a la Agencia Tributaria sería mediante rectificación de autoliquidaciones y lo puede hacer cualquier ciudadano. Eso sí, una solicitud por cada año en el que se hayan declarado estas prestaciones (por ejemplo, dos solicitudes si hemos recibido prestaciones en meses de años distintos). Debemos consultar la web de la Agencia Tributaria en el apartado “Todos los trámites”; allí se encuentra el formulario y la información necesaria. Por esta vía entendemos que, como mínimo, se tendría que acompañar la solicitud de un certificado de la Seguridad Social (INSS) donde se justifique el pago de las prestaciones por maternidad recibidas.

Dicho lo anterior, y ante la avalancha que se avecina, parece que la propia Administración tributaria está preparando un formulario y creará un trámite específico para facilitar la devolución de todas estas prestaciones. Ahora bien a fecha de este artículo todavía no hay nada concreto, por lo que será conveniente iniciar la reclamación por la vía ordinaria si la autoliquidación donde se declaró la prestación está al borde de cumplir los cuatro años.